14/07/2024

¿Qué es el Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y cómo me puedo sumar?

Publicado en DossierGuerra y genocidio en Palestina: colonialismo y resistencias en tensión

¿Qué es el Movimiento BDS (Boicot Desinversión y Sanciones) al Apartheid israelí?

Es un Movimiento de liderazgo palestino por la libertad, la justicia y la igualdad. El BDS sostiene el principio elemental de que las y los palestinos tienen los mismos derechos que el resto de la humanidad.

Por eso hace un llamado al resto del mundo instándonos a la lucha no violenta, mediante la acción directa organizada contra el Régimen de Ocupación Sionista (ROS) para aislarlo, quitándole el apoyo internacional que le ha garantizado décadas de impunidad en la ocupación, colonización y apartheid contra el pueblo palestino. De esta manera se busca presionarlo para que cumpla con el Derecho Internacional, y respete los Derechos Humanos de los palestinos.

¿Cuándo y dónde nació el BDS?

El Movimiento BDS nació en el seno de la Sociedad Civil Palestina el 9 de Julio de 2005. Fue impulsado por más de 170 organizaciones como sindicatos, centros de estudiantes, organizaciones de mujeres, culturales, y partidos políticos. Está inspirado en la campaña Anti-Apartheid que se implementó en Sudáfrica y que logró la victoria en los años 90.

Su fundación se dio justo un año después que la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) emitiera un fallo consultivo, en el cual condena la construcción del Muro de Apartheid israelí por considerarlo ilegal, llamando también al desmantelamiento del mismo, de los más de 600 puestos militares de control y al pago de indemnizaciones a los damnificados por la construcción del mismo.

Cabe aclarar queel Muro no constituye una frontera entre Palestina e Israel, ya que más del 80% del mismo está construido del lado Palestino de la línea verde, o sea violando las fronteras del armisticio del 49. ¿Te imaginás que tu vecino construya el 85% de la medianera en tu terreno separando una habitación de otra? ¿Te imaginás que para ir de una habitación a otra debas pasar por una posta de ocupación militar? ¿Te imaginás que para atravesar estos puestos en tu propia casa necesites pedir permiso al ocupante? Así es la vida del palestino en la Ribera Occidental, incluida Jerusalén Oriental desde el inicio de la construcción del Muro de anexión de tierras.

Este Movimiento, que está haciendo tambalear al Muro más oprobioso del siglo XXI, se está diseminando por el mundo desde hace 19 años, creciendo mes a mes a pesar de la censura que el lobby sionista y sus políticas anti-BDS promueven en gran parte de los Estados occidentales y sus países satélites.

¿Por qué nació el BDS? ¿Por qué es tan necesario?

Para entender la necesidad de BDS, hay que hacer referencia a los hechos históricos que reconfiguraron el mapa del Levante. El repaso será breve para no perder el foco sobre BDS.

A fines del siglo XIX nació en Europa un movimiento colonial y supremacista autodenominado sionismo. Estos consiguieron el apoyo de la familia banquera Rothschild y de la corona británica (plasmados en la declaración Balfour) y fraguaron un plan de colonización y conquista del Levante, que llevaron a cabo en 2 fases. En la primera fase que se extendió desde 1890 hasta 1948 se concentraron en la infiltración de colonos europeos, la creación de asentamientos, el entrenamiento militar de estos por parte de los británicos, también en el desplazamiento esporádico de nativos y en la conformación de instituciones coloniales como el KKL, Mekorot, Histadrut, Asociación de Colonización Judía, entre otras.

En 1948 comenzó la segunda fase de la colonización planificada en 1896 por el húngaro Teodoro Herzl, la cual consistió en la expulsión y exterminio de los nativos de manera masiva y sistemática, la usurpación de sus tierras y la institucionalización de la Ocupación bajo la figura de Estado Nación. Así, el autodenominado Estado de Israel, conocido en Medio Oriente como Entidad Sionista, se estableció en el 78% de la Palestina histórica, dando origen a la Nakba (Catástrofe النَّكبَة), atacando y destruyendo más de 530 aldeas, ocupando 14 grandes ciudades como Iafa, Aka, Jerusalén Occidental, Nazaret, Galilea, Ascalán, Bir Saba, entre otras. y expulsando a más de 800.000 nativos de una población autóctona de aproximadamente 1.200.000 (o sea al 66% de su población).

A su vez sometió a un régimen de apartheid y ley marcial a los 400.000 restantes que no pudieron expulsar. El resultado fue que dos de cada tres palestinos se volvieron refugiados y uno de cada tres nativos amaneció preso en su propia ciudad. La ley marcial imperó para estos últimos por 18 años, hasta 1966. Luego fueron aceptados como ciudadanos israelíes pero sin derechos nacionales.

Un año después, el mapa se volvió a reconfigurar cuando las Fuerzas de Ocupación Israelíes (FOI) ocuparon el 22% restante de Palestina, los Altos del Golán de Siria, y las Granjas de Shebaa en el Líbano, territorios que hasta el día de hoy siguen ocupando y donde aún hoy impera la ley marcial.

Hasta el día de hoy, Mayo de 2024 (76 años después), los palestinos expulsados y sus descendientes siguen sin poder volver a sus tierras. Los palestinos que pasaron a ser ciudadanos de Israel tienen negada su nacionalidad, identidad y muchos derechos. Mientras que los palestinos de la Ribera Occidental y Jerusalén Oriental viven bajo ocupación militar directa, encerrados en pequeños bantustanes separados por el Muro antes mencionado. La situación de los Gazatíes es aún peor, ya que quedaron aislados del mundo desde el 2006, cuando el ROS convirtió a la Franja de Gaza en un campo de concentración y luego, en 2009, con la operación genocida de “Plomo Fundido” lo mutó a un campo de exterminio.

Todo esto ocurre ante la pasiva mirada de la Comunidad Internacional, testigo de la violación de todos los tratados internacionales, como los Convenios de Ginebra, el Estatuto de Roma, la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio y de más de 60 resoluciones de Naciones Unidas incumplidas por el ROS, bajo el manto protector del veto estadounidense, principal accionista en la empresa criminal sionista.

Estos constantes fracasos por parte de los Estados que conforman la Comunidad Internacional llevaron a los palestinos al hartazgo y, ante la necesidad insoslayable de encontrar una solución a la catástrofe desencadenada por la ocupación, colonización y conquista de sus tierras, tomaron una vez más el asunto en sus propias manos, haciendo un llamado a los pueblos del mundo para que se sumen a este Movimiento. Y que desde el exterior ejerzan una acción directa de presión no violenta sobre el Apartheid israelí. El hecho de que la campaña sea no violenta no representa una oposición, crítica, ni condena, a la legítima lucha armada por la independencia que las brigadas de la resistencia heróicamente llevan a cabo.

¿Qué se propone el BDS como fin último de su acción?

Con el ejemplo triunfante del Movimiento BDS contra el Apartheid sudafricano, los palestinos llaman al mundo a hacer Boicot, presionar, aislar al ROS de manera tal que se le corten los financiamientos y los vínculos institucionales, que le permiten cometer estos crímenes de guerra y de lesa humanidad con total impunidad. Entonces, una vez aislado y sin recursos, tenga que cumplir de una vez por todas con el derecho internacional, como solución definitiva a la catástrofe palestina, atendiendo a los 3 sectores en los que fue fragmentado el pueblo palestino por la Ocupación israelí:

A- Los refugiados.

B- Los palestinos que viven en el territorio que el Apartheid israelí ocupa desde el 67.

C- Los ciudadanos israelíes de origen palestino que habitan en el territorio que el sionismo ocupó desde 1948

Las soluciones y exigencias son tres:

A- Para los Refugiados: Respetar, proteger y promover el derecho al retorno de todos los refugiados palestinos a sus lugares de origen devolviéndoles sus propiedades de las que fueron despojados en la Nakba. Garantizando el cumplimiento de la Resolución 194 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1948.

B- Para los palestinos bajo Ocupación desde el 67: El fin de la ocupación y colonización de todas las tierras árabes ocupadas en la guerra de la Naksa en 1967 (Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, Gaza, los Altos del Golán y las Granjas de Shebaa), en consonancia con la Resolución 242 bis del Consejo de Seguridad de la ONU de 1967. Y el desmantelamiento del Muro de Apartheid.

C- Para los palestinos de ciudadanía israelí: Reconocer la igualdad de derechos a los ciudadanos israelíes de origen palestino que aún no han sido expulsados de sus tierras. Estos conforman más de un 20% de la población israelí. Están sujetos a un sistema de discriminación racial legalizada, consagrado por más de 50 leyes racistas que impactan en todos los aspectos de sus vidas. El gobierno israelí continúa desplazando de su tierra por la fuerza a las comunidades palestinas y los dirigentes israelíes incitan abiertamente a la violencia contra ellas.

¿Cómo se implementa el BDS?

Pantallazo general

El boicot se implementa de 4 maneras, boicot económico que busca cortar el flujo de dinero al apartheid israelí, boicot académico que apunta al brazo intelectual del mismo, boicot cultural que son los encargados de lavar la cara al sionismo y el boicot deportivo, que cumple el rol de normalizar al Apartheid:

En el caso del Boicot económico podés hacerlo no comprando, ni vendiendo productos israelíes e internacionales que se beneficien de la violación de los derechos de los palestinos. Por ejemplo productos con códigos de barra 729, 841, 871. En la página oficial de BDS encontrarán actualizadas las campañas.

En el caso del boicot académico, participando y organizando campañas que apunten a cortar el intercambio institucional académico con el ROS. Ya que a través de esas colaboraciones institucionales busca deliberadamente lavar su imagen internacional vendiéndose como la avanzada de la civilización contra la barbarie. De esta forma, las instituciones académicas juegan un rol activo en la ocupación y colonización de Palestina, contribuyendo directamente a mantener, defender, o encubrir la opresión a los palestinos, ya que son el manto ideológico que cubre el accionar de las FOI y su sistema de apartheid. Es por eso deben ser boicoteadas.

Cabe aclarar que en este caso, el boicot no apunta a individuos, sino a instituciones y directivos, de manera tal que si un profesor recibido en una universidad israelí se presenta en una conferencia, no necesariamente es objetivo de Boicot, solo será objetivo de boicot si cumple un rol directivo de alguna institución, o si está financiado por el ROS, o si viene en representación de este. Entender esto es crucial, ya que el BDS no es una caza de brujas y a diferencia del BDS sudafricano, no boicotea nacionalidades, sino al engranaje institucional del Apartheid israelí. Encontrarán más información sobre este punto aquí PACBI.

En el caso del boicot cultural, podés hacerlo sumándote u organizando campañas que apunten a cortar cualquier intercambio cultural con el ROS. Cabe aclarar que aquí también este boicot no es hacia los artistas israelíes sino contra el Estado, por lo cual, una acción a boicotear es cualquier evento que se realice en Israel o donde el ROS patrocine o ponga su logo; no aceptar financiación de Israel para eventos, ni aceptar artistas que vengan financiados por el ROS. Pero no se debe boicotear a un artista por el solo hecho de ser israelí, si el mismo viene a título personal, el boicot es institucional y no a individuos. Por ejemplo si un cantante israelí llega a tu ciudad a brindar un show, sin financiamiento del ROS, sin representarlo, sin hacer apología del Apartheid y viene como individuo, no es un objetivo de boicot para BDS.

Boicot Deportivo, uno de los tantos lavados de cara del Apartheid es el Sportwashing. En este caso, los deportistas siempre actúan representando institucionalmente a Israel y lo hacen bajo el abrigo de su emblema, por eso son parte del engranaje simbólico y económico del Apartheid. Cualquier convenio con federaciones deportivas israelíes debe ser boicoteada. Como por ejemplo la campaña victoriosa “Argentina No Vayas” que culminó con la cancelación del partido entre Argentina vs Israel en 2018.

La Desinversión:

Desinversión significa apuntar a las corporaciones cómplices en la violación de los Derechos de los palestinos, presionándolas para que corten sus lazos con el ROS. También implica asegurarse que las carteras de inversiones de las universidades y los fondos de inversiones no sean utilizados para financiar esas corporaciones. Estos esfuerzos ayudan a concientizar sobre las políticas del ROS y motivan a las compañías a utilizar su influencia económica para presionarlo a terminar con su sistemática violación a los derechos palestinos. Este punto es crucial en las actuales manifestaciones estudiantiles de Estados Unidos, donde justamente se está pidiendo que desinviertan en el Apartheid israelí. O también, la cancelación de convenios económicos con empresas como Mekorot, que roban el agua de Palestina desde su fundación en 1937, llevando a cabo el Apartheid del agua.

Las sanciones:

Las sanciones son una forma crucial de demostrar la desaprobación por las acciones de un país. La pertenencia de Israel a diversos foros diplomáticos y económicos le ofrece una chapa inmerecida de respetabilidad, y un apoyo material para sus crímenes. Por ello es de vital importancia presionar a nuestras autoridades locales a aplicar este tipo de sanciones comoel embargo militar, la derogación de Tratados de Libre Comercio con Israel y la ruptura de relaciones diplomáticas como ya hicieron Bolivia, Venezuela, Colombia, Cuba, Nicaragua, Brasil, entre otros. Denunciar al ROS en Organismos Internacionales como CIJ o la CPI, como han hecho Sudáfrica y Chile. Las expulsiones de foros o instituciones internacionales y el impedimento de participar de los mismos, como la expulsión de la delegación israelí de la Cumbre de la Unión Africana, o la expulsión de la Asociación de Fútbol Israelí de la Confederación Asiática de Fútbol en 1974, entre los múltiples ejemplos que se pueden encontrar en los últimos 76 años, desde la fundación de esta empresa colonial en Palestina por el imperialismo occidental.

¿Hay que ser palestino para formar parte de BDS a Israel?

¡No! ¡Para nada!

Cualquier persona, organización, institución, empresa, gobierno, etc., de cualquier parte del mundo, que quiera solidarizarse activamente con el justo reclamo del pueblo palestino y esté de acuerdo con las 3 demandas de BDS puede sumarse.

El llamado al BDS, si bien nace del seno del pueblo palestino y cuenta con su liderazgo, está enfocado al resto del mundo y es desde afuera donde se debe ejercer esta presión. De hecho los palestinos, al no tener control de sus fronteras, no pueden elegir que consumir o dejar de consumir, ya que los alimentos, bebidas, productos que entran a sus pueblos son controlados en su totalidad por el ROS, viéndose obligados a consumir productos israelíes por no tener otra alternativa a los mismos.

En la actualidad hay individuos, organizaciones, empresas y gobiernos de todos los continentes formando parte de esta campaña, incluso hay israelíes que forman parte activa de la misma.

¿Sirve de algo hacer esto?

Si, ante todo se debe tener en cuenta que esta fue la metodología que quitó el apoyo externo al Apartheid en Sudáfrica y lo hizo caer. Segundo, en estos 19 años ha habido importantes campañas victoriosas, que cumplieron roles fundamentales como generar pérdidas económicas al ROS, lo que significa menor ingreso de dinero para sus muros, armas y sueldos a mercenarios de las FOI. También los llevó a tener que invertir millones en propaganda para lavar su imagen. Cada dólar que deben enviar a los bolsillos de algún periodista o medio de comunicación adicto al sionismo es un dólar menos en la industria armamentista. Tercero, cada vez que una nueva campaña toma estado público en cualquier parte del mundo se abre el debate en la sociedad civil local, se empiezan a visibilizar las injusticias cometidas por el ROS. Y así más personas y personalidades se enteran de lo que verdaderamente pasa, acrecentando la solidaridad con Palestina a la vez que disminuye la impunidad de Israel. Esto provoca que se reduzcan sus posibilidades de cooperación, porque menos personas quieren quedar asociadas a un Apartheid, y la hasbara (propaganda) les cuesta cada vez más cara. Se debe tener presente que el ROS es esencialmente una franquicia del imperialismo occidental abierta en Medio Oriente, que cuantos mayores sean sus costos y menores sus beneficios, menos financistas invertirán en ella dejando de ser un negocio lucrativo y deberá cerrar sus puertas como cualquier otra franquicia capitalista.

Aclaraciones Varias:

  • La mejor fuente para buscar campañas y parámetros de BDS es su página oficial.
  • BDS no ejerce ningún tipo de comisariato político, por tanto cualquier persona, agrupación, institución u organización puede comenzar su propia campaña de Boicot, sin necesidad de aprobación de ninguna autoridad. Por esto mismo, si bien BDS recomienda no hacer boicots a individuos, en ocasiones algunas organizaciones deciden boicotear a algún filo-sionista que apoya al ROS. Estos son llamados boicot de conciencia,y si bien BDS no los apoya, tampoco los prohíbe, ya que no ejerce el comisariato político y respeta la libre expresión de las personas.
  • El boicot que promueve BDS es una acción política y no un dogma, por lo tanto los objetivos de boicot deben ser bien definidos y organizados, de nada sirven los boicots individuales, ni tampoco boicotear 80 empresas a la vez, por más injustas que sean, ya que el objetivo del boicot no es que laves tu conciencia y te vayas a dormir tranquilo, sino presionar en conjunto para asfixiar al Apartheid y que cumpla con el Derecho Internacional. Y sabido es que quien mucho abarca poco aprieta. Por esto los objetivos de campaña a boicotear son de a una empresa por vez.
  • Eventos de normalización, es importante reconocer estos eventos generalmente llevados a cabo por fundamentalistas moderados, que toman por dogma situarse siempre en medio de dos posiciones sin analizar profundamente el terreno en el cual se meten. Estos pintorescos personajes en su afán de “madreteresacaltutear” muchas veces deciden llevar a cabo “la gran acción” que los catapultará a recibir el premio nobel de la paz (nótese un dejo de sarcasmo). Es así que estos iluminados, tomando una posición de superioridad moral bajo los efectos de una sobredosis de taoísmo pésimamente comprendido, no tienen mejor idea que hacer un evento invitando a un palestino y a un sionista, sugiriendo una igualdad de condiciones cualitativas y cuantitativas entre el oprimido y el opresor, entre el acto de abuso por parte del victimario y el acto de resistencia de quien se niega a ser su víctima. Este tipo de eventos tienden a justificar o condenar por igual ambas posturas, demonizan los actos de legítima resistencia y atenúan los crímenes de guerra y de lesa humanidad por parte del Ocupante sionista al nativo de Palestina.

Este tipo de actos donde se equiparan opresor y oprimido, se conocen como actos de normalización. ¿Se imaginan una actividad conmemorativa de la Shoá donde inviten a un judío polaco y a un general nazi, para que cada uno cuente su versión de los hechos? Sería inadmisible, igual de inadmisible son estos eventos de normalización que también son objetivos de boicot, por constituir al lavado de cara al genocidio, la ocupación, la colonización, el despojo y el apartheid al que viene siendo sometido el pueblo palestino y contra el que tanto ha luchado heroicamente.

. Una excelente acción que podés propiciar donde sea que estés, es declarar tu lugar de pertenencia, organización, institución, empresa, gremio, etc., “espacio Libre de Apartheid Israelí” (ELAI), negándote a participar de cualquier intercambio institucional o cooperación con el ROS, como así también de los eventos de normalización.

Las herramientas están al alcance de tus manos, con el mismo celular, computadora o tablet dónde estás leyendo esta nota podés activar esta campaña, abandonar una neutralidad cómplice y tomar un protagonismo consciente en esta justa lucha y construcción por justicia, libertad e igualdad. Ninguna acción es vana y cuando es organizada con otras, toma la fuerza de la sinergia que la potencia y acrecienta. ¿Te sumás a la acción?

Agustín Dib

Club de la Cultura Árabe

bds-8603.jpg

Encontrá lo que buscás