Opinión

Artículos de opinión de lectores de Herramienta.

Revolución democrático burguesa

 

Marx conocía bien la historia de Francia y la de Europa. Más allá de cualquier interpretación ¿por qué no pensar que la historia no se repite, que sin embargo ciertamente los hombres obran impulsados por ideas y engranajes del pasado? ¿Acaso finalmente no es el marxismo la mejor interpretación de la historia, como sugiere Marx en el prólogo a su reedición de El 18 Brumario cuando compara las "versiones napoleónicas" de Hugo, Proudhon y la suya? Si así fuera y si como dice Marx, las luchas del pasado nada tienen que ver con las del presente ¿por qué no mantener lo fundamental de Marx, eso de transformar la realidad, eso de ser "materialista" al dar cuenta de la historia y en todo caso estar dispuesto a reformular algunas categorías menores?

¿Qué es el Progresismo?

Nos hablan sobre el “Progresismo”. Los políticos y los intelectuales se arremolinan en torno a esta palabra, la tironean, la despedazan y no ofrecen elementos para su comprensión. Este concepto, entonces, parece en la actualidad una cáscara vacía, otra torpe maniobra para encandilar a los ciudadanos, en definitiva; un comodín espurio. Pero, ¿de dónde surgió este concepto aparentemente esquivo, que parece haberse convertido en un Dios salvador para nuestro tiempo?

¿Hacia un nuevo crack bursátil?

La burbuja actual sería hija de la euforia de Wall Strett (y por extrapolación del resto de bolsas mundiales) tras los resultados de los llamados "test de estrés" de las entidades financieras llevadas a cabo por la Administración USA; de la llegada de pequeños y medianos inversores tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y de la bajada espectacular de los rendimientos de Fondos de Inversión y Renta fija y en especial del regreso a los parqués de los brockers especulativos a la caza de gangas virtuales tras el hundimiento del precio del petróleo y las commodities agrícolas en Bienio 2008-2009. 

Distribuir contenido