Opinión

Artículos de opinión de lectores de Herramienta.

SIN FRENOS. Las condiciones de salud de lxs trabajadorxs

Lo ocurrido este 22 de febrero en la estación de Once, el choque de un tren con el andén por problemas en los frenos de una formación que había estado sin uso y salía recientemente del taller, nos encuentra en un duelo colectivo, de esos que se suman a otros previsibles, evitables y sangrientos que afectan a la clase que debe trabajar para vivir (usuarixs y trabajadores del sector ferroviario). Imprescindible como la solidaridad con las personas afectadas trágicamente, es en este caso reflexionar acerca de las circunstancias previas a que se produjeran las muertes, heridas y traumatismos de tantas personas, en tanto hecho de magnitud sanitaria, o sea, desde el punto de vista de la salud; la cual no puede ni debería reducirse a los halagos por el operativo de la emergencia. 

Las muertes en la estación Once: ¿Cromagnon del gobierno de CFK?

La imagen con los heridos y muertos en la estación ferroviaria de Once en la ciudad de Buenos Aires me conmueve, me espanta y me indigna. Seguramente les ocurra lo mismo a millones. Y al verlo no me nace el término accidente, sino masacre. Si, si, masacre.

Otra vez corrupmagnon

Autor(es)

 

Hace unos días mi hijo, viendo el saludo de fin de año que envié a mis conocidos y amigos, una pintura que hice de un par de zapatillas rotas, modernas, abandonadas en la calle, sin cordones, a la deriva de la pregunta reclamante, y a la que llamé “Las huellas de la historia”, agregando (¿deseando?) que otro mundo fuera posible, me observó, (creyendo que reiteraba el tema de Cromagnon y de unas pinturas que hice hace algunos años a las que llamé “Corrupmagnon”) con esa implacabilidad que tiene los hijos con sus padres: “¿Mami, no te parece que ese tema ya pasó?”
Siendo un muchacho de una gran sensibilidad social y además, músico, me extrañó su pregunta y hasta pensé que era un tema urticante para él, ya que muchas veces corren riesgos muy grandes con su banda cuando los contratan en lugares que son elegidos por sus productores en distintos lugares del mundo. Como músicos, no tienen ni oportunidad ni injerencia para averiguar las condiciones de seguridad de los lugares en los que tocan como músicos independientes. Como independientes, tampoco son de los que ganan millones, ya que están fuera de la maquinaria de la “industria cultural”.

La niña

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una niña de 11 años, violada y embarazada, no puede abortar,  el tema paulatinamente abandona el espacio mediático, se olvida, los poderes instituidos y facticos imponen su lógica. La sociedad puede metabolizar casi todo.
 
”Una vez que la niña tuvo su primera ovulación tiene las condiciones físicas para sostener el embarazo. La naturaleza es sabia, una vez que tiene su primera menstruación el cuerpo está preparado" Hugo Cettour, ministro de Salud de Entre Ríos
El director del Hospital Masvernat de Concordia informó al juez que ella tiene las condiciones físicas necesarias para parir sin riesgo.
El juez de Menores de Concordia, Raúl Tomasselli en flagrante abuso de poder intimido, presiono y manipulo a la madre de la niña para que retire el pedido de la interrupción del embarazo. 

Con la democracia se come, se cura, se educa, pero no se aborta

Autor(es)

El año 1983 significó el triunfo del presidente Raúl Alfonsín. Conquistas de demandas largamente esperadas y otras urgidas por recuperar, retornaron ante las expectativas de amplios sectores de la sociedad. Desde ya se presentaba un clima político totalmente propicio para la apertura de debates, mientras una agenda feminista impulsó lo viejo y lo nuevo. Así, un número considerable de mujeres acompañaron al gobierno constitucional, estimuladas a democratizar las instituciones en los lugares de administración y gestión y también en las instancias resolutivas.

Capitalismo y Criminalidad

Si se quiere entender  la llamada cuestión de la seguridad- en su total complejidad  no puede separarse su análisis de un  encuadre histórico político y económico que permita enlazar la fenomenología de sus efectos sociales y políticos con las bases  estructurales materiales del proceso  histórico  y los cambios que permanentemente se producen en ellas.
De este modo  nos vemos obligados a  hablar del proceso capitalista que  es el marco  de referencia obligado  de cualquier análisis  histórico político serio. Y al hablar de este proceso capitalista  advertimos  en forma inmediata que el mismo ha venido sufriendo cambios  de mayor y menor envergadura a  lo largo de su desarrollo,  algunos de los cuales marcan verdaderas épocas o etapas  en su desarrollo total.

El gran carnaval

La humanidad se ha convertido ahora en espectáculo de sí
misma. Su autoalienación ha alcanzado un grado que le
permite vivir su propia destrucción como un goce estético.

WALTER BENJAMIN

 

El pasado miércoles 21 de diciembre, el diario El Mundo mostraba en portada un mensaje
de móvil del diputado Alfredo Pérez Rubalcaba: «Me dice nuestra informadora en el Ayto
de Madrid q Gallardon va defensa». La fotografía venía acompañada de un escueto titular:
«El “comando Rubalcaba” sigue en activo». Este sms motivaba además una acerba crítica
en las páginas interiores del ilustre periódico que, en su obstinada caracterización del líder
socialista como un intrigante y temible chekista —si empleamos el singular idiolecto de
algún periodista, ideológicamente afín a este medio—, clamaba contra la pervivencia de las
malas artes en la troika del PSOE.

En defensa de la escuela como espacio público

El Marco internacional 

Permítaseme solo un poco de historia. 10 años después, el estallido social del 2001 en Argentina, con sus asambleas populares y reclamos porque “se vayan todos”, puede leerse como una antesala de la Revolución árabe y de la Rebelión de los Indignados en España que hoy conmociona al mundo.
 
En las últimas décadas el capital había amortiguado sus crisis crónicas mediante la creación de burbujas financieras, que impusieron endeudamientos de particulares y estados que, sin embargo, terminaron estallando y provocaron la bancarrota de bancos y hasta de naciones como ocurre hoy en Grecia, Irlanda y Portugal.
 

De la gestión “creativa” al rigor técnico. ¿Qué cambiará?

El declive del “berlusconismo”…
A pesar de que Pier Luigi Bersani, líder del Partido Democrático, intente convencernos de que Berlusconi ha dimitido por la presión de una evanescente oposición de centro-izquierda, los italianos que miramos a Italia con ojos preocupados pero distantes (por lo menos geográficamente) sabemos perfectamente que Il Cavaliere ha hecho todo solo. Desde su llegada a la escena política del país, hace más de 15 años, para defender personalmente aquellos intereses económicos y aquellos amigos que mantenían sólidos los lazos entre el empresariado del norte, los palacios del poder laico y religioso de Roma y las familias del sur, hasta el último acto de esta escalofriante tragedia a la italiana.

Tinta roja de Žižek. Opinión sobre opinión.

En el Suplemento Ñ de Clarín del 17/12/2011 el filósofo Slavoj Žižek, reconocido marxista, opina sobre de Ocupemos Wall Street.
Sostiene que los manifestantes pusieron de relieve dos puntos clave: que el sistema capitalista tiene consecuencias destructivas y que la globalización económica reduce la legitimidad de las democracias occidentales. “Pensemos –dice – en los millones que se perdieron debido a la especulación financiera desenfrenada”, “las grandes transacciones económicas que dependen de los agentes internacionales no pueden ser controladas por los mecanismos democráticos, que por definición se listan a los estados-naciones”, “ a las formas institucionales democráticas les es cada vez más difícil representar los intereses vitales de las personas”. En suma, la especulación financiera desenfrenada hace que se pierdan millones y la falta de control impide que las instituciones democráticas pierdan legitimidad porque no pueden representar los intereses vitales de las personas.

Distribuir contenido