En foco

Observaciones sobre la situación de la economía capitalista mundial

A siete años del inicio de la crisis económica y financiera
Observaciones sobre la situación de la economía capitalista mundial *

(Versión original en francés)

El 16 de julio del 2007 el banco de inversiones Bear Stearns anunció la quiebra de dos filiales de colocaciones de alto riesgo (Hedge Fund). La propagación mundial no se hizo esperar. El 9 de agosto fue el BNP Paribas quien cerró tres fondos de alto riesgo en situación de quiebra. De Alemania llegó la noticia de muy grandes dificultades en varios Landesbank a los cuales el Deutsche Bank, supuestamente por encima de toda sospecha, había vendido títulos basura en la forma de “productos estructurados” que incluían préstamos hipotecarios incobrables. Así comenzó la primera fase de la crisis económica y financiera mundial, la de los títulos llamados “subprime”. Quince días más tarde, en Londres y en Nueva York, el mercado de préstamos a corto y muy corto plazo (money market) se congelaba y los grandes bancos se negaban incluso a los habituales préstamos over-night (préstamos para cerrar las cuentas formalmente en equilibrio). Desde principios de septiembre, el Libor (tasa de interés londinense para préstamos a muy corto plazo), uno de los indicadores clave de la coyuntura financiera mundializada, subió fuertemente sin que la intervención coordinada  de los bancos centrales lograra hacerla descender. El 27 de septiembre de 2007 el Northern Rock -séptimo banco británico-, altamente comprometido en préstamos hipotecarios, quebró y fue puesto bajo control estatal (lo que incorrectamente se llama “nacionalización”, por cuanto no es más que una forma de salvataje con socialización de pérdidas a costa de de los trabajadores-contribuyentes).[1]  Luego, en marzo de 2008, vino la quiebra de Bear Stearns y su adquisición a precio vil por JP Morgan Chase y, en septiembre de 2008, la quiebra de Lehman Brothers. La intervención de la Fed y del gobierno norteamericano, así como la de sus homólogos europeos, evitó una crisis financiera sistémica mundial, pero la magnitud de la superproducción (enmascarada durante muchos años recurriendo de modo generalizado e intensivo al crédito) hizo imposible frenar la caída en recesión de la economía estadounidense y lo mismo ocurrió luego de algunas semanas con otros muchos países, especialmente todos los de la Unión Europea. La caída de la producción y de los intercambios mundiales desde fines de 2008 y a lo largo de todo el  año 2009 fue circunscripta por el respaldo del Partido Comunista Chino a la continuidad de la acumulación en China, con fuerte efecto de arrastre pasajero en los principales países proveedores de materias primas y de alimentos, especialmente en América del Sur.

Palestina somos todos

 
 
 
 
Hay una insospechada literalidad en la consigna del título, dice la antropóloga Rita Laura Segato –quien ha investigado las estructuras de la violencia y sus efectos desde una perspectiva de género–, porque todos y todas somos testigos de cómo la fuerza se impone por sobre cualquier norma o razón. Todos y todas víctimas de la constatación de que estamos en “una fase cínica de la historia, en que la fuerza es razón necesaria y suficiente, sin que exista obligación de responder siquiera a la ficción de la legalidad.

Seis medidas para vencer a los buitres

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Presentación
 
El fallo de la justicia norteamericana que obliga a pagar a los fondos buitre puso un freno abrupto a la política del gobierno nacional de volver al ciclo de endeudamiento. Es un fallo que se inscribe en la lógica de la dominación imperial sobre los países periféricos que ha puesto en evidencia que la deuda no está resuelta y por eso ha recuperado centralidad.
 
Cualquiera de las alternativas actualmente en debate, tanto en el gobierno como en la oposición derechista, será gravosa para el conjunto de la economía nacional y particularmente para las clases trabajadoras.
 
En este documento, elaborado por varios integrantes de EDI –Economistas de Izquierda- pretendemos aportar un conjunto de elementos de análisis y de iniciativas para construir una salida favorable a los intereses populares.
 
Partimos de dos conceptualizaciones. Primero: el juez Griesa y los fondos buitre son sólo la expresión más recalcitrante de un mecanismo de endeudamiento propio del capitalismo contemporáneo, consustancial a la política de dominación imperial.
Segundo: frente a la política de los pagadores seriales que implementan el gobierno y la oposición derechista es posible desplegar un conjunto de iniciativas para que los trabajadores y el pueblo no carguen con los efectos de esta crisis. La deuda es una responsabilidad exclusiva de las clases dominantes.
 
En síntesis proponemos:
·        Rechazo a todo pago a los hold outs.
·        Cambiar la jurisdicción de pago y recuperar soberanía jurídica.
·        Revisar la legitimidad de los pagos, mediante la suspensión e investigación de la deuda.
·        Gravar con impuesto extraordinario a los grupos económicos que han fugado capitales y evadido impuestos.
·        Proteger los ingresos del país implantando el Monopolio Estatal del Comercio Exterior
·        Resguardar los recursos financieros y monetarios mediante la Nacionalización de la Banca.                   
Buenos Aires, agosto 10 de 2014
 
Claudio Katz / Guillermo Gigliani / Jorge Marchini / Eduardo Lucita / Alberto Tezkiewicz /
Julio Gambina / Jorge Sanmartino / Guillermo Almeyra / Martín Mosquera /Aldo Casas Julia Soul / Carlos Aznarez / Guillermo Caviasca /
 
Adhesiones a: eduardo.lucita@yahoo.com.ar                                           
 

Israel, Palestina y la estrategia de BDS

 
Noam Chomsky
 
06/07/14
 
El sufrimiento ocasionado por las acciones de Israel en los Territorios Ocupados ha causado seria preocupación al menos entre algunos israelíes. Uno de los más francos ha sido, durante muchos años, Gideon Levy, columnista de Haaretz, que escribe que “habría que condenar y castigar a Israel por hacer la vida insoportable bajo la ocupación, [y] por el hecho de que un país que afirma figurar entre las naciones más ilustradas sigue abusando de todo un pueblo, noche y día”.

Otra vez Gaza

 
María Landi*
 
“La causa palestina no es la causa del pueblo palestino solamente, sino la causa de cada revolucionario/a, dondequiera que esté, por ser la causa de las masas explotadas y oprimidas de nuestro tiempo.” Ghassan Kanafani. (Escritor ​ y militante ​palestino ​del FPLP asesinado por el Mossad en 1972).
Esta nueva ofensiva sobre Gaza no es más que otro ensayo de prepotencia gratuito e impune de Israel sobre el pueblo palestino. Gaza es, entre otros horrores, el campo de ​​’testeo​’​ de la industria militar y de seguridad israelí, esa que se promociona diciendo que “los productos están probados en el terreno” (el terreno es la carne del pueblo palestino). Esa industria que ​ las empresas israelíes​ le venden a todos nuestros países, ​la misma ​que entrena a nuestras policías, militares y servicios de inteligencia​; la que le compran hasta los gobiernos ‘izquierdistas’ de América Latina.

Palestina. La agresión israelí contra Gaza y el Derecho Internacional

 
ABBY OKRENT* - MONDOWEISS
 
Jueves 10 de julio de 2014
 
Más de 35 palestinos han muerto y más de 300 han sido heridos en el primer bombardeo israelí sobre la banda de Gaza en la primera noche de la operación "margen protector" [En el momento en que publicamos este artículo, 10 de julio por la tarde, las muertes llegan a 90 y las personas heridas superan el medio millar. N. de la R.]. Cuando Israel llama a decenas de miles de reservistas de cara a un ataque terrestre potencial, el número de muertos va sin duda a aumentar incluso si su coste humano es disimulado por noticias falsificadas e informes gubernamentales engañosos.

Israel, una máquina de asesinar y torturar en masa

 
Ángel Guerra Cabrera
 
A partir del martes 8 de julio Gaza está bajo continuo ataque aéreo de Israel como parte de la operación Margen Protector. El miércoles ya las víctimas palestinas ascendían a más de 40 muertos y cerca de trescientos heridos, contando niños, mujeres y ancianos.
A la campaña aérea seguirá una larga incursión por tierra y el lunático jefe del estado mayor israelí ha dicho que “ activaremos toda nuestra fuerza y nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario… para alcanzar la victoria ” . El ejército ha llamado a 40 000 reservistas.

Desendeudamiento ¿Misión imposible?. El soberanismo renovado

 
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener,
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer.
 
 
No puedo ser tan benévolo como mi amigo Lucita otorgando la explicación del fatalismo de los ciclos cumplidos ni de la naturaleza pequeño-burguesa del gobierno.

Argentina: Honrar a los especuladores, pagando deuda ilegitima

 
 
Eduardo Lucita  
 
La reciente ratificación por la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU. del fallo del Juez Thomas Griessa, que ordena pagar a los fondos especulativos, genera una incertidumbre no exenta de riesgos sobre el futuro de la reorientación política del gobierno. El “nuevo curso” hacia los mercados financieros y la coyuntura económica nacional han recibido un duro golpe. Se trata, una vez más, del costo de no investigar la deuda.
La combinación de los resultados electorales de octubre pasado –que modificaron el mapa político del país- y la reaparición de los límites estructurales del capitalismo local, obligaron al cambio de paradigma que implicaba poner fin al ciclo de desendeudamiento y tomar nueva deuda.

El derecho a la ciudad y la revolución urbana anti-capitalista. Entrevista con David Harvey

 
Por: Lina Magalhães *
 
 
1. ¿Para usted, cuál es el elemento central del concepto Derecho a la Ciudad?
Harvey: Es el derecho de hacer la ciudad de la manera que queremos/deseamos. El no tener alrededor de nosotros las fuerzas de la acumulación del capital y este tipo de ciudad que emerge de una muy poderosa elite que esencialmente construye la ciudad de acuerdo con sus propios deseos y el resto tiene que vivir en ella. Entonces el Derecho a la Ciudad es el derecho de todos debatir el tipo de ciudad de sus sueños.
Distribuir contenido