En foco

Nuevo Código de Planeamiento de Buenos Aires. Seguridad jurídica para la apropiación de la renta urbana

 Introducción

Se cumplen 40 años de la vigencia del actual Código de Planeamiento Urbano, CPU,  aprobado en 1977, en el gobierno  del Intendente  de la dictadura, brigadier Osvaldo Cacciatore, quien durante su gestión expulsó  150.000 habitantes de la villas, demolió mas de 3.000 viviendas y dividió, autopista mediante,  la ciudad en dos. Su secretario de Vivienda, Guillermo del Cioppo definió su ideario con la frase: “hay que merecer vivir en Buenos Aires, esta ciudad no es para todos”. Las carencias y desmesuras de la ciudad construida y los conflictos generados a partir de la aplicación del código y sus sucesivas modificaciones y agregados son tan evidentes como lo es su naturalización por parte de quienes la habitan y padecen.  
 
El gobierno de la CABA, ha actualizado el paradigma de quien fuera el sucesor del brigadier demoledor, presentando el proyecto de un nuevo CPU junto a un nuevo Código de Edificación, CE, que según sus autores está pensado para regular el desarrollo de la ciudad para los próximos 50 años.
 
Ambos instrumentos de gestión pública y privada tienen implicancias, socio-ambientales, culturales y económicas que afectarán profundamente el desarrollo de la ciudad y en consecuencia la vida presente y futura de sus habitantes y de quienes arriban diariamente para trabajar y estudiar en ella. Sin embargo, por intencional desinformación, desconocimiento o simple desidia, la amplia mayoría poco o nada sabe de qué se trata, como fue gestado, a que intereses responde y como impactará en su calidad de vida.

¿Por qué desapareció Santiago Maldonado en Argentina?

Por Daniel Cholakian*

Golpe de Estado desde el Estado

1. Golpe de Estado impulsado por el propio Estado. Ésta es la manera más sencilla de definir la batería de medidas que el gobierno de Mariano Rajoy, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, hizo públicas este pasado viernes y que someterá a aprobación del senado el próximo día 27.

En el pantano

Por Claudia Piñeiro

Hay un muerto. Aparece un muerto en el río Chubut. Allí donde algunos temíamos que hubiera un muerto. Hasta ahí la certeza. Estamos en estado de incertidumbre. Nos piden que esperemos. Nos piden prudencia ante el horror. Nos hablan de paciencia. Palabras casi obscenas ante una muerte en la que podría estar involucrada una fuerza del Estado y por la que esperamos respuestas desde hace 78 días. Pero hacemos el esfuerzo, tratamos de esperar en incertidumbre tal como nos piden. Sin embargo, es inherente a la condición humana tratar de armar sentido. Incluso en el sinsentido. Cada uno de nosotros arma el rompecabezas de acuerdo a las piezas que considera válidas. Porque la incertidumbre, en este caso, nos es intolerable, perversa. Porque venimos esperando hace tiempo y bombardeados por hipótesis de distinto tipo. Y porque muchos temimos que el cuerpo de Santiago Maldonado aparecería justamente allí, donde se lo vio por última vez, pero ahora muerto. Aún en la prudencia y a riesgo de equivocarnos buscamos el sentido al sinsentido de la muerte de un hombre de 28 años que cortaba una ruta en protesta.  Es inevitable. Es saludable para nuestra sociedad que lo hagamos, que reflexionemos, que tratemos de entender aunque las conclusiones que saquemos unos y otros sean distintas. Y que a pesar de nuestras conclusiones esperemos y exijamos, por fin, la certeza.

 

Mészáros y Herramienta

La infausta noticia del fallecimiento de IstvánMészáros nos ha puesto ante el triste honor (si cabe la expresión) de ser quizás una de las últimas publicaciones que recibió un artículo del autor de Más allá del capital. La traducción del trabajo apareció en el reciente número 60 dela revista Herramienta.
El 25 de agosto de este año al recibir el artículo en castellano István nos envió un afectuoso mensaje; nos agradecía por nuestro trabajo y agregaba una generosa opinión sobre nuestra Herramienta:
 
 "Querido Francisco, (Sobrino)
 Estoy muy agradecido por tu traducción de mi artículo que acabo de leer.
Me parece excelente (…)  Cuando tengas el archivo electrónico de la copia impresa de mi artículo en la revista (no todo el ejemplar), por favor envíamelo. Me gustaría imprimirlo en ese formato para mi propio uso.
Siempre he sido un gran admirador de Herramienta. Su obra durante tantos años es heroica, aún bajo las circunstancias más difíciles. Tengo una gran esperanza de que este Número Especial sea bien recibido y leído exhaustivamente en muchos países.
Un cálido abrazo y los mejores deseos de un camarada para todos ustedes.
 Istvan"
 
Mészáros era miembro del Consejo Asesor de la Revista Herramienta y un  entusiasta colaborador desde sus primeros números. Allá por el mes de  octubre de 1997 realizamos la traducción de un trabajo suyo que nos  resultó revelador de sus agudas reflexiones: “La reproducción del  metabolismo social del orden del capital”(Revista Herramienta Nº 5). Durante estos años transcurridos, ha dejado una huella de un valor incalculableen nuestro pensar y hacer.
István no está más entre nosotros pero seguiremos acompañados de su  inmenso legado.
 
Sus trabajos para la revista se pueden seguir en  http://www.herramienta.com.ar/autores/meszaros-istvan     y 

 

 
 
 
 

Obama, Macri y la economía verde. La neoliberalización de la cuestión ambiental

Autor(es)

El lobby de la economía verde

Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros

 Vadell hermanos editores, Venezuela, 2001.  

En memoria de István Mészáros

En memoria de István Mészáros

István Mészáros: Hasta la victoria


István Mészáros: Hasta la victoria

István Mészáros fue filósofo y, a pesar de ser de los más interesantes pensadores e intelectuales marxistas, es todavía poco conocido por nuestras latitudes. Heredero intelectual más importante de George Lukács y un referente ineludible para pensar un mundo “Más Allá del Capital”.
 
La triste noticia llegó a través de la militancia y el comunicado del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil: “Mészáros falleció ayer (01), víctima de fallo multiorgánico tras sufrir dos accidentes cerebro-vasculares. Se encontraba en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y estuvo siempre acompañado por familiares y amigos”.
 
István Mészáros nació en Budapest, capital de Hungría, en 1930. Ese año el mundo sufrió las consecuencias de la “Gran Depresión” generada en Estados Unidos un año atrás transformada en desempleo y en la perdida de la calidad de vida de la población. Hungría era, desde 1920, el Reino de Hungría hasta 1945 cuando fue ocupado por la Unión Soviética y se transformó en la República Popular de Hungría.
En 1954 se graduó con honores en la carrera de Filosofía en la Universidad de Budapest. Fue alumno, amigo y discípulo de George Lukács (1885-1971) en el Instituto de Estética. Posteriormente al retiro de este, a causa de las polémicas con el régimen stalinista, fue su sucesor en la Universidad. De donde también intentaron expulsarlo por su defensa a Lukács. Formó parte de la “Escuela de Budapest” formada bajo la influencia de su maestro y en la que participaron, por ejemplo, intelectuales como Ágnes Heller. Sobre su relación con Lukács, Mészáros se refiere como un amistad que duro 22 años, solo interrumpida por la muerte de su maestro. Ambos compartían el proyecto de la actualización del pensamiento marxista y sobre todo de la obra El Capital.

Guerra relámpago contra el Código laboral y el mundo del trabajo

12 de septiembre: los vagos entran en acción
 
Guerra relámpago contra el Código laboral y el mundo del trabajo
Charles-André Udry 
 
Distribuir contenido