Revista Herramienta Nº 28

Marzo de 2005

Ensayo con relación a la auto-nomía: Normatividad ético-política en las relaciones de exclusión. Modo de producción ideológico y separación de las normas del Estado

Introducción

La tan mentada discusión sobre la auto-nomía (auto-generación de normas) y el Estado nos pone inmediatamente frente al Derecho. Sin embargo, algo nos dice que no es a la Ley que conocemos a lo que nos queremos referir, lo cual indica la existencia de un problema: queremos hablar de las normas y no nos referimos a las normas.

¿Por qué Adorno?

Autor(es)

¿Por qué Adorno? Adorno es difícil de leer. Peor todavía, Adorno llamó a la policía en 1967 cuando el Instituto de Investigación Social en Frankfurt fue ocupado por los estudiantes. Entonces ¿por qué volver a él ahora cuando nuestra meta no es convertirnos especialistas en Adorno y la Escuela de Frankfurt, sino agudizar nuestra crítica al capitalismo?
Ruptura y revuelta, fragilidad e incertidumbre y apertura y dolor están en el centro del pensamiento de Adorno: por eso es tan emocionante. [1]

 El punto de partida para Adorno, como para nosotros, es el fracaso político-teórico del marxismo ortodoxo. Adorno escribe "después que ha fracasado la transformación del mundo", después de que "se dejó pasar el momento de" la realización de la filosofía (Adorno, 1990: 11), como dice en las primeras líneas de su Dialéctica Negativa.

El ocaso del tiempo nacional como forma del capital. Algunas notas teóricas

I

La globalización pareciera haber traído consigo la hora de muerte del tiempo concebido como algo perteneciente a la nación y, con ello, la crisis de uno de los fundamentos centrales de la noción de soberanía y el Estado nacional. Si el tiempo y las acciones del Estado nacional están cada vez más determinados inmediatamente por los movimientos del capital global, entonces el principio político de la soberanía que hace al Estado nación inevitablemente se corre hacia los márgenes.

Sabiduría e ilusiones de la Epistemología

Autor(es)

 La modernidad capitalista y las etapas de la ciencia moderno-burguesa: clásica, organizada y actual

Convengamos en llamar modernidad a la era histórica caracterizada por una inédita liberación y desarrollo de las capacidades creadoras, asociativas y de intercambio de los seres humanos, capacidades orientadas crecientemente por la razón y en dirección inmanente -es decir, hacia este mundo terrenal y social- y en un movimiento expansivo de alcance planetario. Esta definición me permite decir inmediatamente que si tal es la sustancia viva y motriz de la modernidad, no debe confundírsela con la forma capitalista, burguesa, con que se inicia históricamente. Esta caracterización de modernidad -tomada de Marx pero que acaso podría ser aceptada sin su entero marco conceptual- obviamente permite considerar la posibilidad al menos teórica de formas no capitalistas de modernidad, permite pensar que el libre desarrollo de las capacidades creadoras, de asociación e intercambio de los hombres y pueblos podría expandirse planetariamente bajo formas socialistas, por ejemplo, u otras formas que aún esperan ser imaginadas.

Lo nacional en los dramas de Friedrich Schiller, Heinrich von Kleist y Franz Grillparzer

Autor(es)

La nación no es una estructura eterna, sino propia de determinada fase del desarrollo histórico-social. No hay naciones en el orden esclavista de la Antigüedad, ni en el orden feudal. Las naciones surgen consustanciadas con el orden burgués. Siendo reemplazado este por estructuras socialistas, la nación subsiste por un tiempo, prolongado incluso. Y constituye un error admitir que la identidad nacional desaparece en cuanto la burguesía pierde la hegemonía en la sociedad. Se trata de un error que, como se sabe, fue cometido en un pasado no muy remoto con consecuencias graves. Sin embargo, la transformación socialista implica en principio, desde sus inicios, una marcada tendencia a la superación de las divisiones nacionales y al surgimiento de estructuras de orden superior y más amplias. Previendo eso, el movimiento político que propicia la transformación socialista está impregnado, desde su origen, de una definida orientación internacionalista.

Homenaje a Claude Meillassoux

El destacado antropólogo Claude Meillassoux falleció en la ciudad de París el 2 de enero de 2005, a la edad de 79 años. Herramienta tuvo en su momento oportunidad de traducir y publicar un extenso reportaje que le hiciera François Chesnais ("Antropología, marxismo, compromiso...", en Herramienta nº 17, 2002). En tributo a su memoria, acercamos a nuestros lectores las palabras de homenaje escritas a pocos días de su desaparición por Bernard Schlemmer, quien colaboró estrechamente con Meillassoux particularmente en sus investigaciones de los últimos años, referidas a la explotación del trabajo infantil.

Homenaje a Marcelo Claros

Cerrando este número de Herramienta fuimos conmovidos por el fallecimiento de nuestro colaborador y amigo Marcelo Claros. Durante años capeó con dignidad una enfermedad a la que era imposible de vencer. Su muerte nos conmovió, nos abatió, nos dolió, y nos sorprendió porque ya nos habíamos habituado a verlo luchando por la vida, que lo considerábamos eterno. Eterno está en nuestros corazones, en la fuerza que nos contagió, en el espíritu crítico que nos transmitió, latente en cada rebelde insumiso que hay en este mundo.

Tecnécrates. de Antonino Infranca

Autor(es)

Buenos Aires, Editora Herramienta, 2004, 128 páginas

La novela que aquí reseñamos ofrece un sugestivo problema desde la perspectiva de la estética de la novela, ante todo en relación con aquel subgénero al que podríamos designar como novela filosófica: el problema que supone la necesidad de poner en relación un modo de abordaje que supone, en última instancia, una indagación de principios abstractos, con una forma como la novelística, que, ligada a lo particular, asume -por lo menos, en su configuración clásica- una configuración esencialmente biográfica. Es característico que a menudo se haya recurrido, con vistas a establecer una conjunción entre estas dos modalidades -la filosófica y la novelística-, a la forma del diálogo, por cuanto ella permite que confluyan especulación y narración, reflexión abstracta y vivencia concreta.

As esquinas perigosas da História. Situacoes revolucionárias em perspectiva marxista, de Valério Arcary

San Pablo, Xama Editora, 2004, 237 páginas.

Reseñar un libro es presentarlo a un público que no conocemos pero que suponemos interesado en conocer la obra. Reseñar un libro presenta dificultades. Normalmente, se presenta como un todo acabado del cual procuramos enunciar las tesis. El desafío que el libro de Valerio nos presenta es otro. Producto de una tesis universitaria Las esquinas peligrosas… se muestra vivo, rico, abierto.

Il modello mafioso e la società globale, de Luigi Cavallaro

Roma, Il Manifestolibri, 2004, 141 pags.

El libro de Cavallaro tiene el objetivo explicito de demostrar “que la 'sociedad global”, en la cual según muchos observadores actualmente vivimos, se aviene a asemejarse en ciertos aspectos no secundarios a aquellas sociedades en las cuales la protección de las transacciones y de los intereses individuales está 'asegurada', por decirlo de alguna manera, por la mafia; es decir, que la división internacional del trabajo social que se va delineando entre las empresas que producen riqueza y los Estado-Nación que las protegen, promueve la generación de un ambiente político y económico que reproduce muy estrechamente las prácticas arquetípicas de la Italia meridional (más particularmente de la isla de Sicilia)” (pág. 71).

Distribuir contenido