Manifiesto W.I.T.C.H

Versión para impresoraEnviar a un amigo

Manifiesto W.I.T.C.H. ("Women International Terrorist Conspiracy from Hell" - Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno)

-WITCH (Nueva York, 1968) fueron un fenómeno único dentro del
Movimiento por la Liberación de la Mujer y, por extensión, para la
propia herstory . Su actividad, sin duda alguna, fue frenética y
escandalosa, pero también prodigiosa. En poco más de un año realizaron
numerosas acciones, promovieron distintos boicots, firmaron varios
manifiestos y desaparecieron diseminadas en el declive del estallido
sesentayochista. Pero resulta sorprendente que la estética y formas de
aquel grupo de brujas urbanas, de guerrilleras sin escoba, hubiera ya
prendido la mecha en distintas ciudades americanas, formándose grupos
de mujeres que recogieron su llamada a la lucha. WITCH paso a
registrarse en la historia del feminismo radical con letras de oro. De
oro y, al mismo tiempo, bajo el signo del ostracismo, del casi
anonimato y como uno de los hitos más desconcertantes y potentes de
esa misma historia.
 

Manifiesto

 

WITCH, somos todas las mujeres. Es el teatro, la revolución, la magia, el miedo, la felicidad, el encanto. Es la consciencia de que las brujas fueron las primeras combatientes y guerrilleras contra la opresión, en particular la opresión de las mujeres a lo largo de los siglos.

Las brujas siempre fueron mujeres sin miedo de existir, de ser valientes, agresivas, inteligentes, inconformes, curiosas, independientes, liberadas sexualmente, revolucionarías (tal vez eso explica porque nueve millones de ellas fueran quemadas). Las brujas fueron las primeras en practicar el control de los nacimientos y el aborto, las primeras alquimistas (¡transformar piedra en oro, es muy peligro para el capitalismo!), ellas no se quedaron de rodillas frente a ningún hombre, eran sobrevivientes de la más antigua cultura, antes que la represión espiritual, económica, sexual, mortal de la sociedad fálica, imperialista, fuera severa, destruyendo las sociedades humanas y la naturaleza.

Witch vive en cada mujer. Es la parte libre de cada una de nosotras, bajo las sonrisas tímidas, la aprobación de la absurda dominación masculina, el maquillaje o la ropa asfixiante para la piel que nuestra sociedad enferma nos exige llevar.

No puedes simular ser BRUJA ¡porque eres mujer y con sólo mirar dentro de tí ya sabes que eres BRUJA! Construye tus propias reglas, se libre y rebelde; forma tu propio círculo de hermanas y construye tus utopías. Los enemigos: todo lo que es represivo, autoritario, machista. Las armas: el teatro, la sátira, la poesía, la música, los esténciles, las pegatinas, la escoba, las pistolas, las muñecas vudú. Toda la magnífica imaginación sin límites, porque tu poder radica en que eres mujer, y se fortalece trabajando con las otras hermanas.

¡Eres bruja siendo mujer insumisa, furiosa, feliz e inmortal!