Globalización - Internacional

El imperialismo norteamericano después del 11 de septiembre

Autor(es)

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 ofrecieron al Gobierno de Bush la justificación —que hubiera encontrado de todas maneras— para relanzar una vez más los gastos militares a una escala aún mayor que tras la guerra de Kosovo y para desplegar su aparato militar mundialmente, en la península india y en Asia central, en Filipinas y en Colombia. No podemos disociar esta política de la relación de furiosa rapiña que mantienen los Estados Unidos —y el capital financiero mundial que en él se apoya— con la mayor parte de los países y regiones del mundo.

Imperialismo e "Imperio"

Hace sólo algo más de un mes, antes del 11 de septiembre, la revuelta masiva contra la globalización capitalista que comenzara en Seattle en noviembre de 1999 y que seguía fortaleciéndose todavía en julio de 2001 en Génova exponía las contradicciones del sistema de un modo que no se había visto en muchos años. Pero la naturaleza peculiar de esta revuelta hizo que el concepto de imperialismo quedara casi eclipsado, incluso en el seno de la izquierda, por el concepto de globalización, lo que sugería que una de las peores formas de explotación y de competencia había de algún modo retrocedido.

Operación Duradera

Guerra del Golfo: una nueva visión

En perspectiva, la Guerra del Golfo (1990-1991) se ve como un momento bisagra en la implementación de la actual política imperialista por las elites dominantes de los Estados Unidos.

Repúblicas independientes

Ya desde principios de 1991, cuando la operación "Tormenta del Desierto" parecía una programación ineluctable, los inútiles intentos mediadoras de Evgeni Primakov eran una prueba de la desaparición de la URSS como "superpotencia". Su desaparición modificaba completamente la configuración internacional de una inmensa región.

El terrorismo funciona

Autor(es)

El terrorismo sí funciona: es el arma de los fuertes. Es un error analítico muy grave decir, como se hace habitualmente, que el terrorismo es el "arma de los débiles". Al igual que cualquier otro tipo de violencia, el terrorismo es fundamentalmente el arma de los fuertes. De hecho, lo es de un modo arrollador. Simplemente se dice que es el arma de los débiles porque el fuerte ejerce también el control sobre los sistemas de adoctrinamiento y porque su terror (el del fuerte) no cuenta como tal.

El Congrès Marx International III frente a los atentados del 11 de septiembre

Mesa redonda con los intelectuales marxistas Samir Amin, Yves Benot, Isabel Monal y Georges Labica, coordinada por Rémy Herrera.

Introducción de Rémy Herrera

Como no podía ser de otra manera, vamos a abrir esta mesa redonda consagrada a los atentados del 11 de septiembre agradeciendo calurosamente a los participantes que han aceptado intervenir de urgencia. Nos ha parecido importante y oportuno convocar una sesión para discutir sobre los atentados en el marco de nuestro Congrès Marx International III.

La tragedia doble

La primera tragedia es el ataque contra las torres gemelas del World Trade Center, el uso de aviones con más de cien pasajeros para derribar el World Trade Center y matar a miles de personas más. Fue un ataque contra un símbolo de poder, pero mató a miles de personas que no eran poderosas. Probablemente fue el acto de un grupo fundamentalista islámico, pero esto no es el punto importante. El punto es más bien que mientras más violenta, injusta y corrupta se vuelve la sociedad capitalista, más probables son las reacciones terroristas. De una forma u otra, todos construimos bardas altas alrededor de nuestras casas para defendernos de la violencia y la miseria que nos rodea, pero estas bardas se vuelven más y más vulnerables mientras más obviamente injusta se vuelve la sociedad. La deshumanización genera la deshumanización.

Tantos muertos y refugiados... ¿por qué?

Las encuestas en Francia muestran que el apoyo a la guerra en el Afganistán se desmorona. La prensa anglosajona dice que se desmorona en toda Europa. Y está lejos de ser unánime en los Estados Unidos, en donde hay agrupamientos ad-hoc así como también los sectores de la sociedad clásicamente de izquierda que continúan manifestando su oposición a las represalias, consideradas inadecuadas y más parecidas a una venganza que a una respuesta eficaz a los atentados. El gobierno de los Estados Unidos, con diversas amenazas contra los profesores que organizan discusiones en sus cursos trata, como lo hizo durante la guerra de Viet Nam, de criminalizar esta disidencia ideológica.

La nueva encrucijada histórica: terror y crisis de hegemonía de los Estados Unidos

La crisis de la hegemonía militar y señales de caos sistémico

El atentado del 11 de setiembre de 2001 es el primer indicador de que se aproxima un período de caos sistémico que amenaza al sistema mundial con una profunda desorganización.

La guerra y la crisis económica contemporánea

Autor(es)

La mayor parte de la discusión sobre la guerra, iniciada después de los ataques del 11 de septiembre al World Trade Center y al Pentágono, se concentra en los aspectos geopolíticos y estratégicos del imperio estadounidense, en la profundización de la estrategia contra toda y cualquier oposición, identificando al terrorismo y al tráfico de drogas, y sobre los aspectos políticos y éticos de la guerra.

Las contradicciones del Imperio

El inicio del nuevo milenio marca una nueva fase en el empeño de construcción e implantación del Imperio Universal de Occidente. El espectacular ataque, cargado de simbolismo, perpetrado contra instalaciones del Estado morteamericano y del capital financiero otorgó el motivo para que el Imperio desencadenase una ofensiva en diversos frentes, buscando ampliar el control militar sobre todo el planeta, dentro del cual el Afganistán y el Asia Central son apenas lo más evidente. La llamada "guerra contra el terrorismo", enmascara los fundamentos contradictorios de nuestro tiempo, y que sustentan el dominio del Imperio.

Distribuir contenido