Globalización - Internacional

Actualizar la noción de imperialismo para comprender la crisis en curso.

Los Estados-rentistas dominantes en un sistema capitalista mundial tendencialmente en contracción.

  Publicamos la intervención hecha por Francois Chesnais en el congreso “Marx Internacional”, realizado del 1 al 3 de octubre de 1998, en la Universidad de Nanterre, bajo la conducción de la revista Actuel Marx. Esta versión fue corregida tras una serie de observaciones hechas al autor. La discusión sobre la caracterización del capitalismo imperialista en nuestros días, que también se ha desarrollado a lo largo de diversos números de Herramienta,representa un nuevo y significativo aporte a la misma, y es una prueba más de que es posible llevar adelante una reflexión colectiva, con desacuerdos normales y aún necesarios, en tanto, como dicen los compañeros de Carré rouge, “sean pertinentes a los problemas actuales y se expresen en términos compatibles con un debate democrático fundado en el mutuo respeto”.

Sobre la economía-mundo actual.

El doctor Immanuel Wallerstein (IW) visitó México el pasado mes de febrero, invitado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México, dirigido por el doctor Pablo González Casanova. En esa oportunidad concedió la siguiente entrevista al economista mexicano José Guadalupe Gandarilla Salgado(JG) y a la politóloga argentina Karina Moreno (KM). La misma será publicada simultáneamente por la revista mexicana CEMOS/Memoria.

  
JG: En su análisis teórico, el sistema-mundo moderno funciona a través de una economía-mundo capitalista y ésta tiene determinados mecanismos. Aquellos que hablan de una etapa actual de globalización económica, parecieran plantear que hay cambios por el gran auge de la actividad especulativa, el gran poderío de los grupos de capital financiero, etc. ¿Se modifican, en su opinión, los mecanismos de funcionamiento de la economía-mundo capitalista debido a ellos? Y si es así, ¿qué consecuencias habría para el sistema mundial?

 

 

La teoría de la dependencia y el sistema mundial.

El pasado mes de marzo, el doctor Theotonio Dos Santos (TDS) visitó México invitado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México, que dirige el doctor Pablo González Casanova. En esa ocasión concedió la siguiente entrevista a la politóloga argentina Karina Moreno (KM) y al economista mexicano José Guadalupe Gandarilla Salgado (JG).

 
JG: Desde el paradigma neoliberal se ha tendido a plantear la globalización o mundialización como una etapa histórica sin precedentes, o bien como un conjunto de fuerzas con carácter inexorable. Y consecuentemente se supone para los países o los Estados la obligación de ajustar sus estrategias nacionales al modelo de globalización neoliberal, a través de una serie de medidas económicas (apertura comercial y financiera, privatización o extranjerización del patrimonio público, etc.). ¿Cuál es su opinión sobre esta visión de la globalización?

 

Leyendo la “globalización” políticamente.

Autor(es)

1. Introducción

 
Quisiera identificar y explicar esquemáticamente aquí, mediante un conjunto de apretadas tesis, los principales procesos que a mi entender diferencian a la denominada globalización respecto de períodos anteriores de intensa universalización de las relaciones sociales capitalistas.[1]
Dos son las coordenadas en las que debemos inscribir esta tarea de determinar las especificidades de la globalización. Por un lado, debemos reconocer la tendencia universalizante inherente al capitalismo desde sus orígenes históricos, una tendencia que además se inscribe en la dinámica de acumulación y en la consiguiente expansión de las relaciones sociales que lo definen como modo de producción. Ya Marx y Engels escribían tempranamente, en un Manifiesto que hoy cumple un siglo y medio de vida revolucionaria, acerca de una burguesía que “se forja un mundo a su imagen y semejanza”. El primero analizaría más tarde estas tendencias, a lo largo de un itinerario que va desde el propio concepto de reproducción ampliada del primer tomo hasta la perecuación de la tasa de ganancia en el tomo tercero de El Capital.

Los estados canallas.

Autor(es)

Los Estados Canallas

El concepto de “Estado canalla”[i] juega un rol preeminente hoy en día en el planeamiento y análisis político. La actual crisis iraquí es sólo el ejemplo más reciente. Washington y Londres establecieron que Irak es un “Estado canalla”, una amenaza para sus vecinos y para el mundo entero, una “nación fuera de la ley” dirigida por un Hitler reencarnado que debe ser contenido por los guardianes del orden mundial, los Estados Unidos y su “socio menor” británico, para adoptar el término tristemente empleado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña hace medio siglo.[ii]

El concepto merece una mirada más estricta. Pero primero, consideremos cómo se lo aplica en la actual crisis.

El Manifiesto Comunista y la Globalización.

Texto de la intervención realizada por el autor en el encuentro organizado para la presentación de Herramienta en la Ciudad de Córdoba, el día 5 de junio de 1998.

En primer lugar, quiero agradecer la posibilidad de presentar la revista Herramienta en Córdoba: a quienes trabajaron en la organización del encuentro, a la “Casa del Trabajador” que facilitó las instalaciones, a la fraternal acogida de la revista contenida en las intervenciones de quienes me acompañan en la mesa, los compañeros Luis Bazán y Eckart Dietrich y, por supuesto, la presencia de todos ustedes.  
Pasando al tema que nos reúne, me voy a permitir comenzar leyendo una cita. Porque es posible que a mucha gente le parezca que hablar del Manifiesto Comunista en estos tiempos de “Globalización”[1] es un anacronismo inútil. A quienes piensan así, sería útil leerles este párrafo:

La reproducción del metabolismo social del orden del capital. (segunda parte).

Nota de la Redacción. Para introducir la segunda y última parte del capítulo 2 de Mas allá del capital debemos recordar que este libro constituye una monumental crítica al capital y al capitalismo (importante distinción de Mészáros). El autor penetra y expone la lógica que preside “el sistema de metabolismo social del orden del capital” para demostrar con fuerza la actualidad de la alternativa socialista, explicando de paso el fracaso de las experiencias no capitalistas del siglo XX por su negativa a ir más allá del capital.

Incertidumbre y creatividad.

Creo que la primera mitad del siglo XXI será más dificultosa, más perturbadora y, sin embargo, más abierta que todo lo que hemos conocido durante el siglo XX. Digo esto basándome en tres premisas, aunque carezco de tiempo para argumentarlas aquí.

La reproducción del metabolismo social del orden del capital (primera parte)

En fases anteriores del desarrollo histórico del sistema del capital, muchos de sus aspectos y tendencias negativos, ocurrieron de tal modo que pudieron ser ignorados con relativa facilidad, excepto por unos socialistas clarividentes como el mismo Marx[1]. Por el contrario, en las últimas décadas emergieron movimientos de protesta desde las más diversas partes de la sociedad. Así, entre ellos, apareció el ambientalismo en sus más variadas formas, con orientaciones y valores, a veces lejanos al socialismo. Estos movimientos en varios países capitalistas, han intentado establecerse en el campo político a través de los denominados partidos verdes. Han tratado de llamar la atención sobre los procesos de destrucción ambiental en curso, dejando sin embargo indefinidas las causas socioeconómicas subyacentes, y sus connotaciones de clase. Hacen esto precisamente para ampliar su atracción electoral, con la esperanza de intervenir en procesos de reforma capaces de revertir tan peligrosas tendencias destructivas.

Debate: Mundializacion-globalización del capital.

Esta sección viene a dar continuidad a los debates que sobre el tema se realizaron en los encuentros promovidos por Herramienta en el mes de junio en Buenos Aires y en el mes de setiembre en la ciudad de Rosario. Allí se propuso a los panelistas prolongar el intercambio de opiniones por escrito: publicamos ahora las contribuciones recibidas y con la próxima entrega de la revista daremos a conocer las restantes. Como miembro de la redacción de la revista, quiero sobre todo destacar las “coordenadas” en que, a nuestro juicio, se inscribe la cuestión. Para ello, comenzaré por recordar algo dicho en el primer número de la revista 

“...en los umbrales del siglo XXI, ni los más optimistas ideólogos del capital pueden ocultar el desarrollo rampante de viejas y nuevas calamidades. En este presente pleno de amenazas, afirmamos que es más actual que nunca el antiguo “pronóstico alternativo” de socialismo o barbarie. Y la experiencia secular subraya también que la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, o no será. Vale decir: si el movimiento obrero y socialista no forja el camino de su emancipación, la barbarie del capital reinará sobre la creciente destrucción de la humanidad y la naturaleza.
Distribuir contenido