Europa

Grecia: ¿la cuna de qué Europa?

Nota preliminar:
Los resultados electorales se difundieron urbi et orbi en la misma noche del 17 de junio. Con un triunfalismo y alivio que no llegaba a borrar la preocupación por una crisis sin visos de solución, los medios destacaron: “En Grecia ganó la derecha. Subsiste la inquietud de los Mercados”.
Así dichas las cosas, esta es una verdad a medias. Lo cierto es que Nueva Democracia superó (apenas) por 2,77% de los votos a SYRIZA. Y es igualmente cierto que la Coalición de Izquierda Radical creció nuevamente, logrando la adhesión del 26,89% de los electores, triunfando en los grandes centros urbanos y en la franja etaria de 18 a 45 años.
Ahora, Nueva Democracia y los restos del PASOK, con la vergonzante colaboración de la “Izquierda Democrática”, (DIMAR) lograron conformar un “gobierno de salvación nacional”. Llámese como se quiera, es un gobierno de derecha, con una exigua mayoría parlamentaria y la promesa, de difícil concreción, de suavizar el ajuste. Tanto más cuanto que contar con algunos otros escaños no modifica la fragilidad del sistema en que se apoyan: por el desprestigio de los políticos y el régimen (se abstuvo el 38% de la población activa), porque la austeridad seguirá impuesta y supervisada por la Troika, porque la clave de la situación continuará estando en la resistencia activa de la población y en la posible gestación de una alternativa emancipatoria desde abajo.
El desafío queda planteado también para SYRIZA, que deberá eludir la tentación de conformarse con ser una “gran” fuerza parlamentaria y redoblar la apuesta. La izquierda radical, para ser tal, debe construir y constituir una alternativa radical, manteniéndose en las calles y en las luchas, bregando por una salida anticapitalista en Grecia y en Europa.
Por todo esto, a pesar de haberse escrito antes de las elecciones, el artículo que aquí presentamos conserva todo su valor: porque ilustra el contexto y las grandes líneas de la guerra de clases que se libra “en la cuna de Europa”.
Aldo Casas, 22 de junio

La vulnerabilidad del sistema financiero, la ilegitimidad de las deudas públicas y el combate político internacionalista por su anulación

             (version française)

En la primavera de 2010, los grandes bancos europeos, encabezados por los bancos franceses y alemanes, convencieron a la Unión Europea y al Banco Central Europeo que el riesgo de default de la deuda pública de Grecia ponía en peligro sus balances. Los grandes bancos europeos habían recibido una fuerte ayuda en el otoño del 2008, cuando la quiebra del banco Lehmann Brothers en Nueva York llevó la crisis financiera a su paroxismo. Luego del salvataje, no depuraron todos los activos tóxicos de sus cuentas. Y a pesar de todo siguieron haciendo colocaciones de alto riesgo. Para algunos, el más mínimo default de pago significaría la quiebra. En mayo 2010 se montó un plan de salvataje con un ribete financiero y otro de drástica austeridad presupuestaria y acelerada privatización: fuertes reducciones de los gastos sociales; disminución de los salarios de empleados públicos y reducción de su cantidad; nuevos ataques a los sistemas jubilatorios, fuesen por capitalización o por repartición. Los primeros países en aplicarlo, como Grecia y Portugal, quedaron atrapados en una infernal espiral cuyas víctimas inmediatas son las capas populares y los jóvenes. Esta política afecta a un número cada vez mayor de países en Europa occidental y mediterránea, después de haber asolado a los países bálticos y balcánicos. El costo del salvataje del sistema financiero europeo y, con él, del sistema mundial, se impone a los trabajadores, a la juventud y a las capas populares más vulnerables.

La vulnérabilité du système financier, l’illégitimité des dettes publiques et le combat politique internationaliste pour leur annulation

       (versión en español)

Au printemps de 2010, les grandes banques européennes, au premier chef les banques françaises et allemandes ont convaincu l’Union européenne et la BCE, que le risque de défaut de paiement de la dette publique de la Grèce mettait leur bilan en danger. Elles ont demandé d’être mises à l’abri des conséquences de leur gestion. Les grandes banques européennes ont été fortement aidées à l’automne 2008 au moment où la faillite de la banque Lehman Brothers à New York a porté la crise financière à son paroxysme. Depuis leur sauvetage, elles n’ont pas épuré tous les actifs toxiques de leurs comptes. Elles ont pourtant continué à faire des placements à haut risque. Chez certaines le moindre défaut de paiement signifierait la faillite. En mai 2010, un plan de sauvetage a été monté, avec un volet financier et un volet d’austérité budgétaire drastique et de privatisation accélérée: fortes baisses des dépenses sociales ; diminution de traitements des fonctionnaires et réduction de leur nombre ; nouvelles atteintes aux systèmes des retraites, que ceux-ci soient par capitalisation ou par répartition. Les premiers pays, tels la Grèce et le Portugal, à les avoir appliquées ont été pris dans une spirale infernale dont les couches populaires et les jeunes sont les victimes immédiates. Elle concerne de mois en mois un nombre plus important de pays en Europe occidentale et méditerranéenne, après avoir ravagé les pays baltiques et balkaniques. C’est aux travailleurs, à la jeunesse et aux couches populaires les plus vulnérables qu’on impose le coût du sauvetage du système financier européen et partant du système mondial.

 

La realidad de los indignados

España está pasando por una situación muy parecida a la que vivieron o están viviendo algunos países árabes: la rebelión pacífica de algunos sectores de la sociedad civil. Es necesario precisar de inmediato que en España hasta ahora el movimiento se encuentra restringido a un sector particular de la sociedad civil: la juventud. Además no todos los jóvenes están participando de la ocupación de plazas en 60 ciudades españolas, sobre todo se trata de la juventud desocupada. Esta composición social reduce el número de manifestantes pero los hace asumir un alto significado social. En la práctica se trata de jóvenes “indignados” –de aquí el nombre que han adoptado, que también se deriva del título del afortunado panfleto del intelectual franco-alemán Stéphane Hessel, que en estos días está teniendo un éxito estrepitoso en Europa– por su condición social y económica. Se trata de chicos que se han recibido, con especializaciones o doctorados y que hablan dos o tres idiomas pero que no tienen empleo o que, en el mejor de los casos, logran conseguir trabajos de tiempo parcial, mal pagos o temporales, que no se corresponden con los estudios y los títulos obtenidos. Así puede darse el caso de especialistas en lingüística aplicada que trabajan de mozos en un bar o en un call center y que, si tienen suerte, llegan a ganar mil euros al mes (de aquí el nombre de mileuristas), pero estos son casos rarísimos ya que lo más habitual es que cobren entre 500 y 600 euros mensuales. Son el producto de la crisis que ha golpeado fuertemente a España después de 2008. España tiene un 20% de desocupación global pero en el sector juvenil esta cifra alcanza el 43%.

Stato Nascente: Reflexiones sobre el Movimiento 15M

 

Si el Pueblo delega su Soberanía, la renuncia.
Ya no se gobierna: es gobernado…
¡Oh, Pueblo, delega tu Soberanía!
Te garantizo un destino opuesto al de Saturno:
tu Soberanía será devorada por tu hija,
la Delegación.
(Victor Considérant, La Solución o el Gobierno directo del Pueblo)
 
Si el Pueblo piensa que es libre, comete un grave error;
sólo lo es durante la elección de los miembros del Parlamento;
pero apenas elegidos éstos, el Pueblo es esclavo, ya no es nada…
los diputados del Pueblo no son ni pueden ser sus representantes;
por tanto, no son sino sus comisarios
(Jean-Jacques Rousseau, El Contrato Social)
 
Contra la Unidad de la Miseria
 
Decía el situacionista Guy Debord que “el espectáculo es el discurso ininterrumpido del Orden actual sobre sí mismo, su monólogo elogioso. Es el autorretrato del Poder en la época de la gestión totalitaria de las condiciones de existencia. La lucha de los poderes que se han constituido para administrar el mismo sistema socioeconómico es la que se presenta como la contradicción oficial, cuando en verdad pertenece a la unidad real. Bajo las oposiciones espectaculares se oculta la unidad de la miseria”. El sorprendente y rápido Movimiento Social 15M1 (un conglomerado que componen DRY, Acampados, Todos a la calle, #No les votes, Asociación de Desempleados ADESORG, plataforma ATTAC et altri) podría hacer suyas sus palabras: su sola presencia en las plazas de capitales y pueblos de toda España significa el fin de la política burguesa como espectáculo y el primer desafío real a la nueva clase política del sistema desde el siglo pasado. Quizá el golpe mortal contra el rapaz neoliberalismo extremo español sea precisamente la crítica central del Movimiento al complejo capital-parlamentario, el verdadero talón de Aquiles del capitalismo español: el bipartidismo (con sus derivaciones desde la perversa Ley Electoral, la reducción de la dimensión ciudadana al voto-zombie, la falsa división de poderes, el estamento corporativo de los políticos profesionales, etc.). Recordemos que España es uno de los países más neoliberales del mundo junto con Estados Unidos, Holanda y Japón, indicado en su veneración por el Free Market, el constante ataque al mercado laboral, su estructura impositiva cada vez más regresiva, la baja o casi nula sindicalización, las privatizaciones y descentralizaciones, la transformación del gobierno en una asunto de lógica empresarial-gerencial y en el desmantelamiento de la poca cobertura social que heredaba del Estado paternalista del Franquismo y de los logros de las luchas sociales de los 1970’s.

 

Debtocracy. La crisis griega

 

 

Deudocracia es un documental realizado por los periodistas griegos Katerina Kitidi y Ari Hatzistefanou.

 


Grecia. Los aganaktismeni (indignados) toman las plazas y las calles

Por centenas de miles,  los indignados griegos declaran la guerra a sus verdugos neoliberales
 
Dos semanas después de sus inicios, el movimiento de los "Indignados" griegos hace desbordar las plazas de las ciudades del país por enormes multitudes que gritan su cólera y hacen temblar al gobierno Papandreu y a sus apoyos locales e internacionales. Ya no se trata de una simple protesta, ni incluso de una movilización de amplitud contra las medidas de austeridad. Desde ya, es una verdadera revuelta popular que está barriendo toda Grecia. Una revuelta que grita a los cuatro vientos su rechazo de pagar "sus crisis" y "su deuda" a la vez que abominan el bipartidismo neoliberal cuando no el conjunto de un personal político en situación desesperada.
¿Cuántos estaban el domingo 5 de junio de 2011, en la Plaza de Sintagma (plaza de la Constitución) en el centro de Atenas, justo en frente del Parlamento? Es difícil decir, ya que una de las particularidades de estas reuniones populares es que, a falta de discurso central o de concierto, hay un ir y venir permanente de manifestantes. Pero, si tenemos en cuenta a los responsables del metro de Atenas, que saben cómo calcular el número de sus pasajeros, ¡hubo al menos 250.000 personas que confluyeron a Sintagma en esta memorable noche! En suma, varias centenas de miles si a ello se agregan las multitudes "históricas" reunidas en las plazas centrales de decenas de otras ciudades griegas. 

La rebelión de l@s indignad@s. Notas desde la Plaza Tahrir de Barcelona.

Ya no hay dudas. El viento que ha electrizado el mundo árabe en los últimos meses, el espíritu de las protestas reiteradas en Grecia, de las luchas estudiantiles en Gran Bretaña e Italia, de las movilizaciones anti-Sarkozy en Francia... ha llegado al Estado español.

No son estos, pues, días de business as usual. Las confortables rutinas mercantiles de nuestra “democracia de mercado” y sus rituales electorales y mediáticos se han visto abruptamente alteradas por la irrupción imprevista en la calle y el espacio público de la movilización ciudadana. Esta “rebelión de l@s indignad@s” inquieta a las élites políticas, siempre incómodas cuando la población se toma en serio la democracia... y decide empezar a practicarla por su cuenta.

Paro juvenil, protesta social y austeridad fiscal neoliberal en España

Entrevista a Antoni Domènech por  Ander Carazo
 
¿A qué se debe que la tasa de desempleo juvenil en España sea la más alta de toda la OCDE? ¿Qué se ha hecho mal durante los años de ‘bonanza’ para tener actualmente una tasa de paro del 40%?

Las causas de esa enorme tasa de desempleo juvenil son varias, claro, y arraigan hondo en el tipo de economía que terminó configurando en España la “transición democrática”.

Cuando, para contrastar con la situación actual, se habla de “años de bonanza”, hay que recordar inmediatamente que esos años en los que se registraron tasas de crecimiento del PIB por encima de la media europea se fundaron en buena medida en el asombroso crecimiento de la burbuja inmobiliaria y en el no menos asombroso crecimiento del endeudamiento privado (de las familias y de las empresas). Con las consecuencias que ahora se ven, pero que habían anticipado tantos y tantos a los que nadie hizo caso en su momento. Por mencionar algunas, acaso las más importantes:

Italia: la partidocracia al timón de un país a la deriva

En julio de 1981, en una entrevista de Eugenio Scalfari para el periódico La Repubblica, Enrico Berlinguer, uno de los mejores políticos italianos y en aquel entonces Secretario del Partido Comunista Italiano, lanzaba algunos mensajes clave que 30 años después todavía resultan muy actuales: “los partidos de hoy son sobre todo máquinas de poder y clientelares: escaso o mistificado conocimiento de la vida y

Distribuir contenido