Teoría política

Ciudadanía/clases populares: el lado oculto de la dominación capitalista de clase

Resumen:

El presente artículo pretende abordar la paradoja existente en la relación ciudadanía/clases populares, procurando suscitar algunas reflexiones sobre las implicaciones político-ideológicas que los diferentes usos de la noción de ciudadanía plantean a las luchas sociales.

Marx, la tradición liberal y la construcción histórica del concepto universal de hombre

*"Derechos sociales y económicos" y Revolución de Octubre

Criticando la teorización de la "libertad de la necesidad" realizada por Roosevelt y poniéndola en línea de continuidad con la teorización de los "derechos sociales y económicos" expresa en la Declaración universal de los derechos del hombre adoptada por las Naciones Unidas en 1948, Hayek señala: "Este documento es una abierta tentativa de fusionar los derechos de la tradición liberal occidental con la concepción completamente distinta de la revolución marxista rusa"[1]. La afirmación puede parecer paradójica, pero para examinar su validez es conveniente examinar la crítica fundamental dirigida por Marx a la sociedad de su tiempo.

Coyuntura inédita, situación compleja. Bancarrota del Estado recaudador.

 La situación sigue siendo muy fluida y no es nada simple en cuanto a las perspectivas inmediatas. Creo que aún perdura el estado de sorpresa que (nos) causó descubrir la capacidad de producir efectos políticos de otra forma que no sea el acto electoral. Quizá, precisamente, porque el acto electoral había demostrado su agotamiento. La sorpresa de la propia capacidad entusiasma, el asunto es conocer el límite de las capacidades. Capacidad es potencia, poder. Se trataría, entonces, de tener el conocimiento más aproximado posible de la relación de poder, es decir, de la coyuntura. Esto deja de tener, entonces, el tufo de los libros apolillados. Aparece la necesidad imperiosa de inspirar en toda su intensidad los perfumes vivificantes junto al olor a sudor y mierda, para olfatear el rumbo que por lo menos, si no llega a una victoria clamorosa, evite una frustración. 

Propuestas para un trabajo colectivo de renovación programática.

La finalidad del texto es presentar un boceto de lo que puede ser –reelaborado, enriquecido y desarrollado colectivamente– la base de un “proyecto de investigación y elaboración políticas, iluminado por el objetivo de transformación socialista de la sociedad”. Este proyecto sería llevado adelante conjuntamente con quienes, dentro y fuera de Carré Rouge, reconozcan su necesidad y compartan (en líneas generales, claro está) la problemática de partida. Las revistas que desearan colaborar en el proyecto podrían contribuir en el trabajo de publicación. El texto intenta dar elementos que también podrían estimular a que militantes sindicales no organizados políticamente se unan al trabajo.

Valor, crisis y lucha de clases.

Autor(es)

En las discusiones marxistas acerca de cómo entender la tendencia del capitalismo hacia la crisis me parece que predominan dos posiciones distintas. Una entiende el desarrollo del capitalismo y su tendencia hacia la crisis en términos de las leyes objetivas del capitalismo. Entonces, se pone énfasis en el capitalismo como el desarrollo de la lógica del capital. La llegada de la crisis sería una oportunidad para la lucha de clases, para plantear la cuestión de la revolución, pero la lucha de clases, en esta perspectiva, es algo distinto del movimiento del capital. Esta perspectiva, para mí, tiene dos problemas. Tiene un problema principal, teórico, que es que concibe el movimiento del capital y la lucha de clases como dos cosas distintas. Y un problema político, que es que normalmente está acompañada por la idea de que la revolución implica la toma del poder estatal. Entonces, en el análisis económico, la crisis es una cosa que conduce a la comprensión del desarrollo del capitalismo, y luego la crisis es la base o la oportunidad a partir de la cual se puede plantear la toma de poder estatal.

El populismo y la izquierda o el populismo de izquierda. Aproximaciones a una teoría del populismo.

 Para la reconstrucción de un propio proyecto político de las clases subalternas en este país es indispensable el debate acerca del significado histórico y actual del populismo. Sin embargo, pocos desafíos a la reflexión encuentran tantos obstáculos y resistencias como éste, lo cual no rige de ninguna manera sólo para las bases peronistas, las que, a pesar de los 10 años de “menemismo”, siguen identificadas con aquella promesa nunca cumplida de “justicia social”. Tampoco en la izquierda argentina, que se declaró en todos estos años “antimenemista”, preocupa la vitalidad del populismo peronista. Dicho de otro modo, parecería ser un tema tabú.

Micropolíticas.

Los condenados de la tierra. Pedro Orce, un personaje de la última novela de José Saramago La balsa de piedra, percibía que la tierra temblaba ante sus pies. Sentía una especie de murmullo que le producía un suave cosquilleo en la planta de sus pies. Sólo Orce sentía ese murmullo mientras la Península Ibérica se iba lentamente desprendiendo de Europa, que a través de una grieta abierta a lo largo de los Pirineos se producía la separación del continente europeo de la península, transformándola en una gran isla flotante... Camino de una utopía nueva, decía Saramago.

Democracia y capitalismo. Transición democrática o neoautoritarismo.

Autor(es)

 

Conferencia realizada el 17 de setiembre de 1999 en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires
 

            La temática de hoy, democracia y capitalismo, puede presentarse como interrogante: ¿estamos en una transición democrática o vamos hacia un neoautoritaritarismo Esa es la primera pregunta que quiero plantear. Después quiero discutir sobre la relación entre capitalismo y democracia. Y tercero, quiero vincular todos estos debates con el efecto que han tenido sobre la intelectualidad en América Latina, porque yo creo que gran parte del giro hacia el centro, centroderecha de la intelectualidad, está profundamente vinculado con las actividades, discursos y escritos sobre la temática de las llamadas transiciones y el sentido que tienen la democracia y el autoritarismo. Vamos finalizar, entonces, con esta cuestión de la intelectualidad, de las fuerzas y debates que están influyendo sobre su trayectoria.

 

El mito del “concepto de partido” de Lenin. Qué hicieron con el ¿Qué hace?.

Autor(es)

El mito que se tratará en este artículo es un axioma de lo que podríamos llamar leninología: una rama de la kremlinología que creció rápidamente gracias a numerosos Institutos universitarios dedicados a Rusia, programas de doctorado, periodistas políticos, etc. De acuerdo con este axioma, el ¿Qué Hacer? -libro escrito por Lenin en 1902- constituye la esencia de su “código operativo” o “concepto de partido”. Es el trabajo canónico del “Leninismo” sobre organización partidaria, por lo que carga el pecado original del totalitarismo. Establece el “tipo de partido Leninista”, una estructura autoritaria controlada por una jerarquía de “revolucionarios profesionales” que se erige sobre los obreros de base. Mi trabajo se centrará en el ¿Qué Hacer? (Para abreviar, en adelante QH), y en las concepciones y prácticas de Lenin entre el QH y la Revolución Rusa. La inevitable cantidad de preguntas que van más allá del tema en discusión, no será tratada con el mismo detalle.

Mayo de 1968: Las palabras y el poder.

 

Mayo de 1968: Las palabras y el poder                             
(A Carolina)
 
 Los trabajos y los días  
“En Mayo los comportamientos desarticulan los mensajes.”
Jean Paul Arón, Los Modernos
 
Pocos movimientos sociales estuvieron tan directamente vincula­dos a los debates en el campo intelectual de su época como los sucesos de Mayo de 1968 en Francia. Huelga estudiantil, huelga obrera, movilización de sectores de poca tradición combativa se unen en la única crisis revolucionaria seria que se produjo en una metrópoli imperialista desde la posguerra. Cualquier análisis de este movimiento debe tener en cuenta la relación que existía en la década del 60 entre el trabajo de los intelectuales y la crítica radical del orden social.
Distribuir contenido