América Latina

«El comunismo: otras miradas desde América Latina», de E.Concheiro, M. Modenesi, H. Crespo (coordinadores)

México, UNAM, 2007, 683 páginas.
América Latina sólo ha conocido un régimen comunista, el cubano -del cual paradójicamente no se habla en este volumen, como reconocen los mismos coordinadores-, pero a pesar de esta limitada experiencia práctica, no hay en todo el mundo otro continente o realidad cultural en donde el comunismo haya hecho discutir tanto, o haya representado tanto una concreta esperanza para millones de seres humanos como América Latina. La esperanza del comunismo en este continente se encarnó a veces en personajes que lindan con el mito, como Ernesto Che Guevara; encontró aquí óptimos teóricos, como Carlos Mariátegui; sin olvidar a los millones de sinceros combatientes que han sacrificado incluso la vida para soñar con la realización de una sociedad más igualitaria. En ninguna otra realidad cultural el pensamiento de Gramsci experimentó tanta difusión como en América Latina y, hoy, incluso el pensamiento de un filósofo en otras partes olvidado como Lukács se difunde ampliamente. Y además, si alguna esperanza existe en una futura sociedad comunista, sin duda esta esperanza nace sobre todo en América Latina. Teniendo en cuenta estas premisas, este volumen no puede sino ser una reseña, y tampoco exhaustiva, del tema. Pero por lo menos ofrece un primer panorama de la cuestión: ¿por qué el comunismo se ha difundido tanto, aunque no se haya realizado, en América Latina?

Dios y lo divino como antagonismos sociales. Benedicto XVI, una herencia de la vergüenza y el dolor

Uno de los problemas fundamentales de los racionalismos científicos son los dioses, santos y vírgenes que no solamente no quieren "morir", sino que da la impresión de que se renuevan con mucha más fuerza en las realidades sociales, pues se observa un resurgimiento de lo irracional y de las religiones populares (Ramonet, 1999: 117-132). En este sentido ¿por qué los discursos, ritualizaciones y ceremonias del mundo moderno tienen que dialogar, conversar o pelearse con los seres del más allá que, según el pensamiento racionalista, no existen, son solamente ficciones, especulaciones, supersticiones, manipulaciones y demás construcciones del imaginario?

La Revolución Bolivariana: "o inventamos o erramos". Claves para leer el proceso de transformación social venezolano

El proceso venezolano de transformación social es ampliamente desconocido en el exterior. Los medios se concentran principalmente en la persona de Chávez ignorando los amplios procesos de cambio y los movimientos emprendidos desde abajo. Las interrogantes que provocan dudas son muchas: ¿Hay realmente un proceso de transformación social en Venezuela? ¿Se está copiando el modelo cubano? ¿Como se puede confiar en Chávez que es un militar? ¿No es Chávez un autoritario? Y la mayoría de los que escriben y opinan lo hacen en base de informaciones que sacan de la prensa burguesa y sin averiguar lo que están repitiendo.

América Latina hoy. Entre la explotación redoblada y la actualidad de la revolución

*

Introducción

Los análisis sobre América Latina formulados por el pensamiento académico prevaleciente y por organismos internacionales se basan por lo general en el denominador común de una supuesta falta de madurez de la región respecto a las formas que el capitalismo presenta en naciones o en regiones del llamado mundo central. Por ello, en su intento por explicar lo que ocurre en la región, son comunes las afirmaciones que hablan de reformas económicas insuficientes, instituciones políticas que no se han consolidado o culturas políticas que no terminan de alcanzar niveles adecuados. Subyace una brecha no cubierta con respecto a lo que acontece en algún modelo predominantemente europeo o en Estados Unidos.

Capitalismo especulativo y alternativas para América Latina

*

Cualquier respuesta mínimamente respetable sobre el futuro de las sociedades latinoamericanas, especialmente sobre sus perspectivas económicas de medio y largo plazo, presupone un diagnóstico adecuado sobre la etapa actual del capitalismo mundial y sobre su probable trayectoria en las próximas décadas.

Pocos cuestionan hoy el hecho de que vivimos, desde más o menos la mitad de los años '70, una nueva etapa capitalista, muy diferente de los "treinta años gloriosos". En aquella época, la explotación capitalista pudo convivir con un nivel de vida relativamente satisfactorio para los trabajadores del Primer Mundo y con un proyecto de desarrollo en algunos países del Tercero. Esto permitió, por lo menos en las ciudades, algún grado de ascenso social de parte de los trabajadores y la formación de una clase media con cierta significación.

Cuba: ¿transición o continuidad?

* 

Al comenzar el año 2007, el sistema político cubano ofrece la confusa imagen de un orden que al mismo tiempo que se recompone, niega fervorosamente que lo esté haciendo. Pero también, paradójicamente, hace lo opuesto, es decir, afirma que avanza justamente donde más patente es su inmovilismo. Una situación que Gramsci hubiera denominado, con sobradas razones, como morbosa.

Clase, lucha y organización. Una experiencia de lucha de los trabajadores municipales en la ciudad de La Plata (Buenos Aires, Argentina, 2006)

Autor(es)

*

1
Introducción

Hacia finales de julio de 2006 tres trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de La Plata eran "desvinculados" de su lugar de trabajo. Esta situación no era nueva. Otros dos trabajadores habían sido echados poco tiempo antes del Consejo de la Mujer y la Dirección de Control Urbano.

Sin embargo, el despido de los empleados contratados en Desarrollo Social desató un importante conflicto en el que terminaron involucrados funcionarios municipales, los gremios de trabajadores municipales (en particular, ATE y UPCN) y organizaciones sociales de la región (en particular, las enroladas en el Frente Popular Darío Santillán, FPDS).

Retrospectiva y perspectiva. Diez años de movimientos sociales en Argentina

* 

"Nacimos desorientados y nos educaron como tarados"
Andrés Calamaro, No Tan Buenos Aires, en Honestidad Brutal II.

"Corte de ruta y asamblea, que en todos lados se vea el poder de la clase obrera"

Las manos de Filippi, Los métodos piqueteros, en Hasta las manos.

"El infierno ya es ahora y es el que habitamos todos los días..."
"Buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno y hacer que dure, y dejarle espacio"
Ítalo Calvino, en Las ciudades invisibles

Uno

En su célebre novela Respiración Artificial, Ricardo Piglia pone en boca de uno de sus personajes la siguiente frase:

El profesor, por ejemplo, era un hombre que reflexionaba sobre los principios. Mejor dicho, le digo, era un hombre de principios. Especie también rara en estos tiempos. ¿Qué tenemos sino los principios para sostenernos en medio de toda esta mierda?[1]

Dos me­mo­rias de pre­sos po­lí­ti­cos. Ar­gen­ti­na y Bra­sil, años 70

Este libro es parte de mi propio esfuerzo para expulsar al invasor. Pero lo cierto es que de cualquier manera, después de todo esto, cargamos siempre pedazos de muerte en el corazón.

(Koutzii, 1984, página 129).

A principios de 2001, fui a trabajar a la Universidad de Minho, en Braga, al norte de Portugal. Para alguien que vive en Brasil resulta extraño que las distancias en ese país puedan afrontarse con asombrosa rapidez y en pocos minutos se está en otra ciudad, con características distintas. En la pequeña Barcelos, hay un monumento dedicado "A los hijos muertos en Francia, I Grande Guerra Mundial, de Barcelos, ciudades y aldeas vecinas", con la lista de quienes no volvieron a sus casas. En una de sus placas pueden leerse dos emotivos versos de Camões, extraídos de Os Lusíadas:

Para porem as coisas em memória

Que merecem ter eterna glória.

(c. VII/e. LXXXII)

Poesía y política cultural en la Nicaragua sandinista

El estudio de palabras escritas tiene sus ventajas. A diferencia de las personas, el hecho de que sean observadas no las influye.

Morton Schatzman; El asesinato del alma

Cuando el editor me ofreció un lugar en la mesa para presentar este libro (Los poetas y el poder, de Klaas Wellinga), sin decirlo expresamente, me advertía de la selección que todo poder, de cualquier signo, hace con sus creadores.

Distribuir contenido