Schachter, Silvio

Arquitecto, periodista, ensayista, investigador de temáticas urbanas. Miembro del consejo de redacción de Herramienta.

La masacre en Charlie Hebdo, la izquierda y la lógica del enemigo principal

 
Leo con preocupación, que la retórica de izquierda vuelve a repetir en su discurso, viejos argumentos simplistas para pensar lo ocurre en el mundo. Una mirada plana, donde reina la dualidad de causas y efectos.
 
La lógica por la cual los enemigos de mi enemigo son mis amigos, es propia del maniqueísmo del poder y le ha costado a la izquierda no pocos fallidos nefastos. Las atrocidades de la CIA, no se equilibran con decapitaciones.

CUBA y EEUU reanudan relaciones diplomáticas. Causas y azares

 
 
 
 
 
 
 
Breve guión para reflexionar sobre el tema.
 
1- La tenaz resistencia del pueblo y gobierno cubano a las presiones, chantajes y provocaciones del imperio.
 
2- La solidaridad internacional ante la agresión de la que Cuba ha sido objeto durante mas de 50 años.
 

La Capital a Santiago del Estero: una chacarera desafinada

 
 
 
 
 
Sorpresivamente, la presidenta Cristina Fernández planteó la idea de “repensar la ubicación de la capital del país”, respaldando la  propuesta del presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, de  trasladar la capital a la ciudad de Santiago del Estero “para así cumplir con el sueño del General San Martín, que quería una capital lejos del puerto”.
 

El bochornoso calor del estío

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Buenos Aires, una metrópoli sin ciudad

 
 
La cuestión de qué ciudad queremos no puede estar disociada de qué tipo de personas queremos ser, qué tipo de relaciones sociales buscamos, qué relaciones con la naturaleza queremos, qué estilo de vida, y qué valores estéticos consideramos.”[1]
 
La producción y reproducción del espacio urbano es uno de los mecanismos por el cual el capitalismo enfrenta su crisis de sobreacumulación, que es absorbida por medio de su reestructuración constante. En su expansión efectúa un redefinición de la ciudad y de lo urbano, de su demografía, de su dimensión, creando una nueva relación centro-periferia.

“Cambiar la vida, transformar la sociedad” A 45 años del Mayo francés

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El mayo francés del 68 ,  Seattle  99,  el  19 y 20 de diciembre del 2001, la Plaza Tahrir y la revuelta en los países árabes, Grecia,  el M15 y los indignados,más allá de su discontinuidad espacio temporal,  si algo se repite ante tan disimiles e incomparables acontecimientos,  es el intento reiterado  de caracterizarlos por lo  que no pudieron, lo que no lograron, la distancia que medio entre susdemandas, sus propuestas  y los logros alcanzados.

Las turbias aguas de la desidia

 
 
 
 
 
 
 
 
Como en Cromagnon y en la estación de Once, las inundaciones del 2 de abril ponen en entredicho la noción de accidente o imponderable acción de la naturaleza. Si bien no es lo mismo una bengala, un freno defectuoso o un torrente de agua incontrolable, en todos los casos aparecen develados vicios estructurales de un sistema donde se asocian desidia, negligencia, corrupción, lucro empresarial, inoperancia, indiferencia, que, combinados, conforman la figura de crimen social, del cual el Estado y quienes gobiernan deberán responder.
A diferencia del incendio o la tragedia ferroviaria, donde el compromiso de lo humano es evidente, en la inundación la excusa utilizada es la inclemencia climática.

Sobre escraches y agresiones

Comenzaron allá por 1998, los escraches de H.I.J.O.S,  fueron una forma novedosa de la militancia política,  una visión activa,  frente a un Nunca más pasivo que empezaba a ser solo recuerdo histórico.  Fundados en la exigencia de justicia,  allí encentraron su razón de ser.  No pedían una solución al poder constituido, no hablaban solo de las víctimas. Desarrollaron una idea diferente de la justicia formal,  que no se agotaba en la ley.  Experimentaron una nueva praxis,  proclamaron que mientras haya un genocida o sus cómplices civiles libres,  habrá escrache.  No pensaron con la lógica de la negociación que prima en la democracia representativa.  Constituyeron una forma de resistencia y creación,  de rebeldía juvenil ante una justicia de clase,  que permito el indulto,  la obediencia debida y el punto final.  Actuaron contra la mimesis,  para exponer a quienes habían usado todo el poder del Estado para secuestrar,  torturar,  asesinar y apropiarse de los hijos de los desaparecidos y replegados,  pretendieron esconderse entre la gente común.  La consigna fue:  hay un genocida en el barrio,  y para cumplirla bajaron al llano,  lejos de los pasillos y estrados de los tribunales esquivos y de la declamación de la palestra política.  Los fueron a buscar,  allí donde parece que todos se parecen,  al vecino del edificio o de la casa de la otra cuadra,  el que almuerza o toma un café en el boliche de la esquina,  donde casi son como uno más,  ahí los encontraron para escracharlos,  desnudando la impunidad de los criminales,  reivindicando una historia de lucha popular,  rompiendo el silencio,  haciéndose escuchar,  gritando no olvidamos,  no perdonamos,  no nos reconciliamos.
 

Santa María de los Malos Ayres

El próximo 22 de noviembre en la legislatura porteña, el Pro tratará de completar el paquete de proyectos iniciado el 1 de noviembre, con la rezonificación de los predios de Caballito, Palermo y Liniers más la venta del edifico del Plata y la entrega de 37, 5 hectáreas de Villa Lugano a la cámara de empresarios de carga. Ese día será sometido para su aprobación el proyecto de IRSA, en la ex Ciudad Deportiva , conocido como Solares de Santa María. En la misma sesión será presentada la rezonificación de la Isla Demarchi, emprendimiento impulsado por el gobierno nacional.  De concretarse,  se culminaría con la mayor desposesión de tierra pública de la ciudad en las últimas décadas.

Apropiándose Buenos Aires

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En una sesión sumaria, los legisladores  porteños del Pro y del Kirchnerismo, el FPV y Nuevo Encuentro, acordaron un paquete de proyectos de alto impacto urbano .Una nueva escalada en el rumbo de  la desposesión de espacios públicos de la ciudad a favor de multimillonarios negocios inmobiliarios.
 
 
 
 
La venta del Edifico del Plata, la concesión para una central de cargas en Villa Lugano, la rezonificación   que permite la construcción de mega-emprendimientos en Caballito, Liniers y Palermo y  de terrenos del ferrocarril en Pompeya y Barracas para el Procrear, la creación del Distrito de las Artes en la Boca y un crédito para obras en el arroyo Vega, fueron aprobados, sin debate, ni despachos de comisiones, con un nivel de generalidad que le otorga al ejecutivo toda la libertad posible para su instrumentación. Los votos necesarios se lograron después que las presencias del viceministro de Economía, Axel Kicilliof y el Titular del Anses, Diego Bossio en la legislatura porteña “convencieran” a miembros de sus propias filas que hasta hace poco se oponían  públicamente a varios de estos proyectos. Quizás esa fue  la verdadera negociación,  pues entre el FPV y el Pro, en esta temática, no habría mayores disensos, teniendo en cuenta que uno de los principales beneficiarios del acuerdo es IRSA, la corporación aliada del macrismo en múltiples negocios y del gobierno nacional  en el directorio del Banco Hipotecario Nacional S.A. como principal operador del fideicomiso del Procrear .
Distribuir contenido