Ouviña, Hernán

Licenciado en Ciencias Politicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Investigador del Conicet.

Colonialidad, subalternidades y emancipaciones en Nuestra América. Apuntes para problematizar el lado oscuro del Bicentenario

Los pueblos miran a veces como su libertad a lo que suele no ser
sino una disputa de reemplazo entre las estirpes de sus amos
René Zavaleta Mercado
 
La irrupción indígena, y en menor medida de afro-americanos, en el cada vez más convulsionado escenario de Nuestra América simboliza el retorno de lo largamente reprimido. Si la esencia de una nación es –al decir de Ernest Renán– el olvido y el error histórico, entonces esta contundente e iracunda presencia de los pueblos y comunidades originarias, a lo largo y ancho del continente, viene a resquebrajar aquella imagen homogénea y armónica que se pretendió imponer tras cada uno de los procesos independentistas vividos durante 1810. Esa supuesta bisagra histórica no fue tal para los grupos subalternos y pueblos oprimidos por el poder colonial, que continuaron siendo considerados “menores de edad” en términos jurídicos y, por lo tanto, plausibles de ser tutelados y segregados por los Estados emergentes. Más aún, como veremos en este artículo, aquel grado cero en muchos casos significó un avasallamiento mayor de sus territorios y derechos más elementales.

Para leer a Gramsci, de Daniel Campione

Buenos Aires, Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación, 2008

Para (re)leer el Gramsci. Ensamblando algunas piezas de un cortaziano modelo para armar

¿Cómo leer al que lee? es una de las preguntas más recurrentes e inasibles de la literatura. Se sabe: leer a Gramsci implica (quizás al igual que al abordar a cualquier otro escritor, aunque es cierto que su asfixiante situación lo exacerba) como mínimo una doble hermenéutica. Nino es un lector voraz e insomne, que desde muy joven se apasiona por hojear cuanto tiene a mano, llegando durante su período carcelario a deglutir “más de un libro por día”, según confiesa en unas de las tantas cartas enviadas desde su celda. Pareciera que este acto, solitario y a la vez dramáticamente intersubjetivo, le permite disimular el encierro. Y algo de eso hay en su incesante apuesta pascaliana por la lectura.  
Distribuir contenido