La Porta, Lelio

Autor de Etica e rivoluzione nel giovane Lukács y Filosofia politica del ‘900, Arendt, Berlin, Strauss, junto con numerosos ensayos sobre Gramsci y Croce. Redactor de Rinascita, Il calendario del popolo, y Critica marxista.

Gramsci, Arendt y la revolución (segunda parte)

Autor(es)

Arendt, revolución y totalitarismo

Hannah Arendt afrontó, no sólo el tema específico de la Revolución de Octubre, sino esta revolución como fundamento teórico político del estalinismo. Y también como incorrecta conclusión de las grandes revoluciones, comenzadas con la norteamericana y la francesa, en el ámbito de la reconsideración de la obra de Marx.

Arendt había proyectado un libro referido a las "raíces teóricas e intelectuales del totalitarismo soviético. Pero el proyectado volumen nunca fue concluido ni enviado a publicar" (Forti, 1995). De tal proyecto, el último capítulo es el epílogo de Los orígenes del totalitarismo (Ideología y terror), en tanto que los primeros dos capítulos son parte del ensayo "El concepto de historia: en la antigüedad y hoy", en Entre el pasado y el futuro. Otras partes fueron utilizadas para la realización de Vita activa. La condición humana. La sección central, hasta ahora inédita (Forti, 1995, págs.41-93) del libro jamás escrito se compone de dos partes: "Carlos Marx y la tradición del pensamiento político" y "Carlos Marx y la tradición del pensamiento político occidental".

Si sistematizamos los papers arendtianos publicados en italiano en el contexto de la producción de esta pensadora, tendremos el siguiente recorrido: 1951: Los orígenes del totalitarismo; 1953: el texto sobre Marx; 1958: Vita activa. La condición humana; y 1963: Sobre la revolución.

Se intentará analizar la relación Arendt-Marx, o mejor Arendt-Revolución, teniendo como referencia constante el marco de las obras que la pensadora dedicó (o en las que hay mayores referencias) a nuestro problema específico. Esto no como concesión a un método historicístico que muchos querrían hoy relegar a las polvorientas estanterías en las que se amontonan los libros obsoletos, sino para no reducir a cifras exclusivamente hermenéuticas un análisis que requiere verificar la trama completa de la relación que asume Arendt ante el grande de Tréveris. Ningún texto, aunque fuese de extraordinaria claridad argumentativa, puede agotar un punto de vista que, como se tratará de demostrar, sufrió diversas y consistentes modificaciones en su recorrido. Por eso, las reflexiones explícitamente dedicadas por Arendt a Marx están insertas en el contexto de la historia de las relaciones entre ambos pensadores.

Gramsci, Arendt y la revolución (primera parte)

Autor(es)

 

Gramsci y la revolución rusa

El proceso revolucionario que se desarrolla en la Rusia entre febrero y octubre de 1917 y sus consecuencias, constituyen la espina dorsal y atraviesan toda la producción periodística de Gramsci, al menos a partir del artículo Nota sobre la revolución rusa [1].

El tema central de este artículo puede resumirse así: ¿la revolución rusa de febrero es una revolución proletaria o es una revolución jacobina (que para el Gramsci del período en consideración es sinónimo de burguesa)?

Pese a la escasez de noticias disponibles a causa de la censura de guerra, Gramsci logra marcar al rojo vivo la distinción fundamental entre la revolución como hecho, como evento en que el poder autocrático del zarismo fue substituido por un poder "aún no bien definido", y la revolución como "acto proletario" que "naturalmente debe desembocar en el régimen socialista".

Distribuir contenido