Arcary, Valério

Historiador. Profesor de CEFET/SP, doctorado en Historia por la Universidad de São Pablo (USP), miembro de la dirección nacional del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) de Brasil.

Notas para una interpretación histórica de la trayectoria del Partido de los Trabajadores (PT)*

                                    (Versão em português)

 
Hubo algo de formidable y emocionante, pero también algo de terrible en la historia del PT. Utilizando vocabulario acuñado por los clásicos griegos, tuvimos el momento epopeya, el momento tragedia y hasta un poco de comedia en la trayectoria a lo largo de la cual el petismo se transformó en el lulismo.
El PT fue el mayor partido en la historia de la clase trabajadora brasileña en el siglo XX. En los años 80, Lula y la dirección del PT (que organizaron la corriente interna Articulación) fueron capaces de aferrarse a un partido que, en diez años, evolucionó de una organización de unos pocos miles a otra con cientos de miles de activistas. Y que pasó de obtener el 10% de los votos en 1982 para gobernador en San Pablo (y en promedio menos de 3% en los otros estados), a librar una pelea muy cerrada en el segundo turno de las elecciones presidenciales de 1989, contando sólo con aportes voluntarios.
El PT de 2011 es, evidentemente, otro partido, aunque la fracción dirigente sea esencialmente la misma. En tres décadas, el PT eligió muchos miles de concejales, algunos centenares de diputados estaduales y federales, alcanzó el gobierno de más de mil intendencias, muchos estados y está por tercera vez a cargo de la presidencia. El PT de 2011 es la máquina electoral más profesional de Brasil, integrada evidentemente a las instituciones del régimen y asociada, estrechamente, a algunos de los más poderosos grupos empresariales. Paradójicamente, la autoridad de Lula no disminuyó. 

Notas para uma interpretação histórica da trajetória do PT

                                         (Versión en español) 
    

Houve algo de formidável e emocionante, mas, também, algo de terrível na história do PT. Para remeter ao vocabulário cunhado pelos clássicos gregos, tivemos o momento epopéia, o momento tragédia e, até, um pouco de comédia na trajetória em que o petismo se transformou em lulismo.
O PT foi o maior partido da história da classe trabalhadora brasileira no século XX. Nos anos oitenta, Lula e a direção do PT (que organizou a corrente Articulação) foram capazes de empolgar um partido que, em dez anos, evoluiu de uma organização de uns poucos milhares, para centenas de milhares de ativistas. E que saiu dos 10% dos votos em 1982 para governador em São Paulo (e menos de 3% na média nos outros Estados), para uma disputa muito apertada do segundo turno nas eleições presidenciais de 1989, contando apenas com contribuições voluntárias.
O PT de 2011 é, evidentemente, outro partido, embora a fração dirigente seja, essencialmente, a mesma. Em três décadas, o PT elegeu muitos milhares de vereadores, algumas centenas de deputados estaduais e federais, chegou ao governo de mais de mil prefeituras, muitos Estados e está pela terceira vez à frente da presidência. O PT de 2011 é a máquina eleitoral mais profissional do Brasil, portanto, integrada às instituições do regime e associada, estreitamente, a alguns dos mais poderosos grupos empresariais. Paradoxalmente, a autoridade de Lula não diminuiu.

Cinco polémicas sobre los pronósticos de El capital y el balance de la historia

 

Los críticos de las leyes de Marx insisten en dos factores que actúan contra la caída tendencial de la tasa de ganancia: por un lado, la desvalorización, a posteriori, de los elementos del capital constante; por otra parte, el aumento de la tasa de plusvalía. Nadie puede negar que estos factores actúan. La cuestión es saber en qué medida ellos se imponen.
Roman Rosdolsky, Génesis y estructura del capital

Quien no sabe contra quien lucha, no puede vencer.
Sabiduría milenaria china

Cuando estás en una mesa de póquer y no sabes cuál de los jugadores es el otario, es porque tú eres el otario.
Sabiduría popular brasileña

Estamos con los puños cerrados, pero con las manos en los bolsillos.
Rosa Luxemburgo

¿Acaso la crisis mundial de inicio del siglo será suave y pasajera como la de los años 1991/1992? ¿O será que tenemos por delante una depresión lenta y crónica más severa, un "año 29" en cámara lenta? Rediscutir el destino del capitalismo contemporáneo parece más necesario que nunca. Por primera vez, en un decenio el mundo asiste a una recesión simultánea de la economía americana, japonesa y europea. Otra vez, no habrá parto sin dolor. La economía mundial no volverá a crecer sin un agravamiento de las condiciones de vida miles de millones de personas.

Distribuir contenido